Sociedad

Doorfrig, puertas frigoríficas seguras para cámaras industriales

Doorfrig, puertas frigoríficas seguras para cámaras industriales

Publicado: 14 de septiembre de 2020 16:49 (GTM+2)

El sector de las puertas frigoríficas se dedica a fabricar los mejores elementos de barrera para que el frío o la temperatura requerida dentro de una cámara frigorífica no se pierdan, sobre todo si son almacenes en los que existe tránsito continuado. Diseñar diferentes tipos de puertas para las distintas necesidades de los clientes es una tarea solo para expertos en frío.

Doorfrig se dedica a la fabricación de puertas para cámaras frigoríficas con una experiencia de 30 años en el sector del frío industrial. Fabrican una amplia gama de puertas frigoríficas y cuentan con soluciones eficientes para las distintas necesidades de conservación o congelación de productos. Asimismo, aportan garantías técnicas, con altas prestaciones y que a la larga reportan un menor consumo para el cliente.

Esta empresa está especializada tanto en instalaciones frigoristas como en distribuidores, y ofrecen soluciones en puertas frigoríficas, pivotantes y accesorios. Los precios que ofertan son muy competitivos teniendo en cuenta la relación calidad precio de los productos fabricados. Los plazos de entrega de los pedidos son rápidos y la atención post venta al cliente facilita el montaje de las puertas, que se envían premontadas.

La calidad de las puertas frigoríficas en las cámaras de frío

Las puertas frigoríficas constituyen un aparato esencial en la concepción y realización de una instalación frigorífica. Doorfrig cuenta con una fabricación completa y profesional de puertas para cámaras frigoríficas. Existen diferentes tipos en función del tipo de cámara en el que vaya instalada, del tránsito de entrada y salida, o paso que tenga la misma, etc.

Doorfrig pone a disposición de cada cliente puertas correderas, puertas pivotantes, y puertas de interior o división. También fabrican puertas rápidas para espacios en los que haya mucha movilidad que necesiten ser aislados térmica o higiénicamente; muelles de carga, los cuales son los mejores para mantener el frío en el transporte desde el camión al almacén; y lamas industriales de PVC, unas cortinas que suponen una solución económica para lugares que precisan de aislamiento. 

Centrados en el diseño, se puede decir que las puertas frigorificas correderas gozan de una excelente calidad para todos los ámbitos y son la mejor solución profesional, así como la más adecuada, para instalaciones de conservación y congelación, además de para túneles. 

Cómo funciona una cámara frigorífica industrial

La curiosidad de las cámaras frigoríficas es que estas no enfrían en sí mismas, sino que su función consiste en extraer el calor de los alimentos que se almacenan en ella. Para conseguirlo se usan refrigerantes químicos que absorben el calor de los productos mediante la evaporación de los líquidos que contiene.

Una cámara frigorífica industrial es un depósito frigorífico de gran tamaño en la que se almacenan productos perecederos como frutas, pescado o carne, y cuyo objetivo es el de mantener una conservación óptima de los mismos a lo largo del tiempo. Las cámaras frigoríficas más eficaces deben mantener el sabor, textura, color, y olor de los suministros que tratan de conservar. 

Las cámaras frigoríficas en seguridad alimentaria

Existen distintos sectores cuyos productos están destinados al consumidor final. En estos casos la importancia de una buena refrigeración o congelación de los mismos es fundamental para controlar la seguridad alimentaria y la higiene de los mismos. En Doorfrig ofrecen más información para estudiar caso por caso los detalles que requiere cada cliente. Estos son algunos de los sectores con los que se trabaja: 

Industria cárnica 

Las puertas frigoríficas Doorfrig están diseñadas para bloquear la parte fría del resto de zonas del exterior y poder cumplir así su función de aislamiento en las condiciones más extremas de tránsito, con productos como los de la industria cárnica, donde un fallo en la cadena de frío podría suponer un problema de salubridad.

Industria pesquera 

Los requisitos para la conservación del pescado son similares a los de los productos cárnicos, por lo que es especialmente importante estudiar cada caso de forma personalizada para cumplir con las medidas de aislamiento térmico de la forma más eficaz, y teniendo en cuenta las dimensiones o el acabado solicitado por cada cliente. 

Sector hortofrutícola

Para poder ofrecer al consumidor final un producto de calidad, fresco y con sus propiedades organolépticas intactas, es necesario que tras el proceso de recogida, manipulación y transporte se mantenga la cadena de frío para conseguir que las frutas y verduras estén listas y adecuadas para su consumo. 

Industria láctea

El de la industria láctea es uno de los sectores que produce unos productos muy perecederos, es por ello de vital importancia que las puertas frigoríficas cuenten con una hermeticidad perfecta, puesto que mantener la cadena de frío es imprescindible para proteger la calidad y propiedades de los lácteos. 

Laboratorios

Otro sector en el que es muy importante el tratamiento del frío es en las industrias químicas, farmacias, u otros laboratorios donde se trabajan fórmulas específicas a determinadas temperaturas. En estos casos también las puertas frigoríficas se pueden adaptar perfectamente a las necesidades de estos clientes. 

Diseño y optimización del funcionamiento

Es también muy importante el diseño en una cámara frigorífica, puesto que tanto su concepción como saber optimizar su buen funcionamiento, son fundamentales para que cumplan su principal misión. Diseñar previamente la cámara frigorífica es fundamental, ya que de esa forma se puede proyectar cómo se distribuirá la mercancía para conseguir cumplir una serie de requisitos, como pueden ser la sencillez a la hora de organizar los productos, la comodidad en la colocación para acceder a ellos o, por supuesto, la hermeticidad de la cámara para evitar roturas de la cadena de frío. 

La cámara frigorífica es un espacio cerrado, en el que no existen intercambios de temperatura y con una circulación de aire interior controlado a una temperatura estipulada según el producto que se almacene. Es por ello que Doorfrig brinda a sus clientes distintas disposiciones y ubicaciones de los sistemas de herrajes para conseguir que sus puertas se adapten fácilmente a cualquier cámara frigorífica de congelación o conservación. 

Otro aspecto fundamental y prioritario es la seguridad de los empleados cuando utilizan la cámara frigorífica, para ello es imprescindible que estos elementos puedan abrirse desde dentro, para que nadie pueda quedarse encerrado en su interior.