Comunicados

Tiempo para meditar: Descubre más sobre el mindfulness

Tiempo para meditar: Descubre más sobre el mindfulness

Publicado: 9 de octubre de 2020 10:14 (GTM+2)

En los últimos tiempos, el mindfulness se ha convertido en una de las técnicas de meditación más utilizadas

Sin duda alguna, la pandemia del COVID-19 ha causado grandes estragos en la salud de las personas, tanto a nivel físico como a nivel mental. Por ello, no es extraño que el interés por las técnicas de meditación se haya incrementado en los últimos meses. Y es que gracias a algunas herramientas como el mindfulness, las personas aprenden a evadirse de los malos pensamientos que habitan en la mente.

Para los que lo desconozcan, el mindfulness es una filosofía de vida que se basa en la meditación vipassana, es decir, esta técnica consiste en enfocar la atención en lo que se percibe, dejando al margen los pensamientos, las emociones y las sensaciones que se generan con el ambiente circundante. Por esta razón, el mindfulness también recibe el nombre de atención plena o conciencia plena.

Con esta herramienta de meditación, las personas pueden liberar el estrés que se va generando en el día a día, el cual aumentó de manera considerable durante el periodo de confinamiento. Si quieres obtener más información sobre meditación y mindfulness, lo más adecuado es visitar alguna web especializada en la temática como Psicología-Online, donde se ofrecen contenidos muy interesantes relacionados con este ámbito.

¿Cómo iniciarse en el mindfulness?

Aunque a priori puede parecer bastante complicado, la realidad es que meditar es más sencillo de lo que mucha gente piensa, ya que por lo general, todas las personas han meditado en algún momento de la vida. Sin embargo, el mindfulness va más allá de la meditación tradicional, puesto que con esta técnica, se puede conseguir un estado de atención plena.

Según indican los expertos, cualquier persona puede aprender mindfulness de forma autodidacta, aunque lo más recomendable es apuntarse a algún curso de iniciación. Y es que en este tipo de talleres, los profesores enseñan todo lo necesario para meditar en casa, de manera que las personas aprenden a crear una dinámica propia de forma rápida y efectiva.

No obstante, también existe la posibilidad de entrenar la mente poco a poco, mediante el uso de algunos ejercicios sencillos. Por ejemplo, las personas pueden desarrollar la conciencia plena cuando pasean por la calle, siempre y cuando, tengan control sobre los movimientos que realizan. Además, resulta fundamental mantener una respiración consciente en todo momento.

Consejos para meditar de forma correcta

Como ya se ha comentado anteriormente, la acción de meditar es más fácil de lo que parece, aunque al principio puede costar un poco. Generalmente, cuando hablamos de meditación, la mayoría de las personas piensan en estados de paz, relajación y pleno sosiego, sin embargo, para llegar hasta esta fase es necesario atravesar una serie de pasos previos, donde pueden aparecer algunas sensaciones negativas.

Las preocupaciones y los problemas suelen formar parte de esta fase previa, debido a que antes de llegar a la relajación total, las personas deben limpiar la mente de ideas,  pensamientos y emociones de carácter negativo. Para no tener problemas y meditar de forma correcta, a continuación vamos a detallar algunos consejos que debes tener en cuenta a la hora de hacer mindfulness en casa.

Elegir el lugar adecuado                                                                      

Los especialistas señalan que lo ideal es tener una habitación para meditar, es decir, escoger un lugar de la vivienda y adecuarlo para practicar mindfulness. Esto puede convertirse en una misión imposible, sobre todo, porque la mayoría de las personas no disponen de espacios libres en el hogar. Por lo tanto, lo más aconsejable es elegir un lugar tranquilo, como puede ser el dormitorio.

Tener una postura correcta

Este suele ser uno de los principales errores que cometen los principiantes, ya que no están acostumbrados a meditar habitualmente. Lo más importante es que la columna vertebral se mantenga erguida, por lo que las personas pueden meditar en el suelo o en una silla -donde se encuentren más cómodos-. Y por supuesto, no hay que hacer mindfulness tumbado en la cama.

Controlar el tiempo de la sesión

Las personas que se están iniciando en el mundo del mindfulness suelen tener más problemas a la hora de concentrarse, de modo que no deben realizar sesiones muy largas. Una sesión de meditación puede tener tiempo ilimitado, sin embargo, en el caso de los principiantes, lo más recomendable es que hagan sesiones cortas de 5 minutos, las cuales deben ir a más con el paso del tiempo.