Sociedad

Juegos infantiles sin contacto físico en tiempos de Covid-19

Juegos infantiles sin contacto físico en tiempos de Covid-19

Publicado: 27 de octubre de 2020 19:36 (GTM+2)

Plantearle a los más pequeños que jueguen con sus amigos y que guarden una distancia de seguridad es una tarea demasiado complicada. Para ello, lo ideal es que los adultos les enseñen juegos en los que no tengan que estar en contacto, pero que lo pasen igual de divertido. 

La pandemia mundial de coronavirus ha traído consigo muchos cambios en las costumbres y en el modo de vida de la sociedad. Uno de los ámbitos en los que es más destacable es en el de las relaciones sociales. Debido al riesgo de contagio muchas personas apenas se ven o tienen contacto cercano. Esta situación se extrapola también a los niños y niñas, pero en mayor medida, puesto que los pequeños son muy sociales por términos generales y les gusta jugar juntos. Y no solo es que les guste, es que es necesario para que se socialicen y creen vínculos con otros iguales. 

Precisamente en estos momentos una de las cosas que los padres temen más es que los niños y niñas jueguen juntos, ya que hay intercambio de juguetes, besos, abrazos, toda una serie de comportamientos, que son los habituales, pero que por culpa del Covid-19 están prohibiéndose. 

No se puede evitar que los pequeños jueguen con otros amiguitos, tampoco se debe prohibir. Lo importante es que mantengan unas mínimas pautas de separación en su tiempo de juego. 

Para ello es interesante plantear nuevas estrategias de entretenimiento entre los niños y niñas. Poner en marcha durante el tiempo de ocio juegos sin contacto fisico, es decir, una serie de juegos y actividades de distracción y esparcimiento donde no sean necesarios mesas, tableros, fichas, cartas, en suma, objetos que se toquen por todos. Es buscar alternativas a los tradicionales juegos de contacto y encontrar otras formas de divertirse para los más pequeños en esta situación, sin por ello poner en riesgo su salud. 

Diferentes juegos para pasar el rato sin tener contacto 

Entre los juegos que se proponen está el “Fui al mercado”, una actividad para fomentar la memoria y la atención. Hay que hacer una lista mental con lo que se “compró en el mercado” e ir añadiendo un producto cada vez. Conforme se vayan equivocando saldrán del juego, hasta que solo quede uno, el que mejor memoria tenga.

Otro entretenimiento muy simpático es el “¿Preferirías?”, que más que un juego es un ejercicio de toma de decisiones. Se plantean diferentes situaciones creativas y divertidas, y se debe hacer elegir al niño entre unas y otras. El objetivo es que lleguen a ser tan extrañas que acaben provocando la risa.

También es muy interesante jugar a “El juego de la categoría”. Entre todos los jugadores se elige una categoría y sobre ella cada participante comienza a enumerar elementos de esa categoría. Por ejemplo: animales. Quien más animales enumere, gana.  

“Dos verdades y una mentira” es otra de las actividades más simpáticas para los pequeños. Han de contar tres cosas sobre sí mismos, de las cuales una es mentira. El resto debe adivinar cuál es la falsa. 

También pasarán un buen rato jugando a “Afortunadamente, desafortunadamente”, y de paso entendiendo que no siempre todo es perfecto. A raíz de una premisa, la que sea, el siguiente jugador deberá cortar en seco e introducir un evento desafortunado en la misma. El siguiente jugador tendrá que deshacer el entuerto añadiendo otra situación buena. Así como tantos jugadores haya. De esta forma se les hace entender que las historias pueden llegar muy lejos y que puede terminar de diversas formas.

En “¿Cómo está el tuyo?” los más pequeños tendrán que jugar a adivinar. Mientras uno se tapa los oídos los demás eligen un objeto que todos tengan. A partir de ahí, el que tiene que adivinar solo podrá hacer la pregunta ¿cómo está el tuyo? A lo que el resto deberá de ir contestando lo que considere, por ejemplo: “está hecho de…”. Quien de una pista lo suficientemente clara para que se adivine lo que esconde, se la llevará en el próximo turno.