Sociedad

Tener un colchón de calidad más que un gasto es una inversión para la buena salud

Tener un colchón de calidad más que un gasto es una inversión para la buena salud

Publicado: 19 de enero de 2021 20:31 (GTM+2)

Uno de los factores que inciden en el buen descanso diario es tener un buen colchón. Entre los materiales preferidos por los fabricantes y usuarios está el látex natural, por todos sus beneficios, que van desde una alta durabilidad, fácil mantenimiento, es hipoalergénico y muchos más. Gracias a las tiendas online hoy en día es posible adquirir un colchón de calidad a un precio competitivo desde la comodidad del hogar.

Son muchos los productos en distintos ámbitos que requieren las personas para tener una buena calidad de vida, sobre todo en el hogar, y uno de los más importantes, sin duda, es un buen colchón, ya que permite un óptimo descanso, que es uno de los pilares de la salud. Y es que dormir bien es fundamental. 

Un descanso nocturno adecuado aportará un sinnúmero de beneficios: contribuye al desarrollo del sistema nervioso y a recuperar las energías gastadas durante el día, regula el estado de humor, consolida la memoria, ayuda a regular la presión arterial, evita el envejecimiento prematuro y mucho más. Una persona que no duerma bien, pasará el día irritada, estresada y hasta agresiva, factores que suelen ir en detrimento de las relaciones sociales.

Al ser un elemento tan esencial, que obviamente no puede faltar en ningún hogar, existe una oferta amplia del mismo. Con el auge de las nuevas tecnologías ahora es mucho más fácil poder adquirir un colchón de excelente calidad a precios competitivos, incluso desde la comodidad del hogar, gracias a la existencia de tiendas de colchones online, que además de tener variedad de productos, ofrecen atención personalizada, todo con el fin de que los clientes puedan tener un descanso óptimo.

Existen muchas empresas especializadas con años de trayectoria en el sector, que con la consolidación del comercio electrónico crearon sus plataformas digitales, de manera que han tenido un gran éxito, convirtiéndose en grandes aliados para los clientes.

Comprar colchones online permite un ahorro de tiempo y esfuerzo para los clientes, ya que no hay que hacer traslados a distintos lugares para revisar opciones, además estos e-commerces tienen un stock mucho más amplio, diversos métodos de pago y óptimos sistemas de envío, que permiten tener el producto en poco tiempo en el hogar.

Si es de látex natural mucho mejor

Por todas sus ventajas, el látex natural se ha convertido en uno de los materiales más utilizados en la fabricación de colchones. El látex natural está compuesto por resinas que se sacan al hacer cortes en un árbol, mientras que el látex sintético, mucho más económico, es un derivado del petróleo.

Cuando se tiene un colchon latex natural, existe la garantía de que el cuerpo se adaptará mucho mejor a la superficie. Al ser transpirable, la circulación del aire es óptima y esto garantiza una mayor higiene.

De igual manera, son colchones hipoalergénicos, por lo que resultan ser muy resistentes al polvo, a los ácaros, al moho y a las bacterias. Los expertos señalan que la incidencia de sufrir alergia a este material es muy baja, hablan de 1 por cada 10.000 personas; específicamente se puede ser alérgico a las proteínas que están presentes en el látex natural.

Sin embargo, es muy poco probable que se genere una reacción alérgica por el uso de este tipo de colchones, ya que pasan por un proceso de lavado y las proteínas mencionadas se destruyen como consecuencia de las altas temperaturas en el proceso de fabricación.

Al ser de tacto suave, lo que no quiere decir que sean flojos e inestables, se convierten en colchones muy agradables, de una gran comodidad. Se catalogan como de firmeza media, siendo ideales para quienes requieren colchones que no sean de base tan firme, bien sea por cuestión de gusto, o por una necesidad o condición particular.

El látex natural es totalmente orgánico, lo que quiere decir que es un material biodegradable y, en consecuencia, respetuoso con el medio ambiente. Además, es un material duradero y resistente, si tiene los cuidados adecuados.

Ante la preferencia marcada por este material, toda fabrica de colchones tiene incluido el látex natural como uno de los predilectos. Con el desarrollo de nuevas tecnologías, que no están apartadas de los procesos de fabricación, la industria del colchón ha evolucionado significativamente, por lo que hoy en día se producen colchones de alta calidad con precios bastante competitivos, y es que la economía no tiene porqué estar reñida con la excelencia.

Hoy en día es posible contar en el mercado con colchones de látex natural que cuentan con certificaciones de gestión de calidad ISO 9001 y Oeko-Tex Standard 100 (control de sustancias nocivas), además de garantías muy amplias para la satisfacción del cliente. Se tratan de empresas que mantienen siempre firmes el compromiso con la competitividad, la ecología y la calidad, tres aspectos esenciales que los usuarios buscan en los productos que adquieren para el hogar.

Beneficios de usar un buen colchón

Aparte de contribuir a que la persona tenga un óptimo descanso, con todas las ventajas que esto genera, usar un colchón de calidad, como pueden ser los de látex natural, ofrece muchos beneficios que pueden repercutir favorablemente en la salud de las personas. 

Algunas ventajas son las siguientes:

  • Ayudan a prevenir dolores en las articulaciones y la espalda: es muy importante que el colchón ofrezca un correcto soporte y la comodidad que el cuerpo requiere. Esto incidirá en que la columna esté alineada como debe y que no se generen puntos de presión que resulten dolorosos, de manera que evitará los crujidos en el cuello que se suelen presentar al despertar o durante el día.
  • El descanso es profundo: cuando se duerme en un buen colchón no se producen interrupciones, ya que éste proporciona la tranquilidad necesaria para un descanso profundo. La persona pasará toda la noche sin moverse, siendo lo más adecuado, sobre todo cuando se duerme en pareja.

Influye en que no se produzcan ronquidos: cuando un colchón es demasiado flojo o suave, la persona se “hunde” más de lo normal, y esto puede afectar a la respiración, lo que puede producir molestos ronquidos que pueden afectar a la calidad del sueño. Cuando el colchón es de buena calidad, el peso del cuerpo se equilibra mejor, y se tiene una mejor respiración.