Andalucía

El presidente de la Diputación de Sevilla obligado a rectificar y no pagará pluses del 50% a sus peces gordos

El presidente de la Diputación de Sevilla obligado a rectificar y no pagará pluses del 50% a sus peces gordos

Publicado: 25 de febrero de 2021 09:14 (GTM+2)

Villalobos, miembro de la organización PSOE-A, quiso dar en plena crisis por la pandemia mucho más dinero a los directores generales de la cuestionada institución

Fernando Rodríguez Villalobos y Susana Díaz.

Fernando Rodríguez Villalobos y Susana Díaz.

No habrá suplementos por sobreesfuerzo en tiempos de pandemia de Covid-19 en la Diputación Provincial de Sevilla. El presidente de dicha institución desde 2004, Fernando Rodríguez Villalobos, se ha visto obligado a dar marcha atrás de su plan de premiar con más dinero a los altos cargos del ente por asumir más tareas por bajas de trabajadores por el virus.

El pez gordo de la organización autodenominada PSOE-A, que aún lidera Susana Díaz, propuso recientemente grandes subidas de sueldo para premiar a los directores generales que asumieran tareas extraordinarias por cubrir bajas por enfermedad, ausencias u otras contingencias, tal como avanzó Diario de Sevilla. Las subidas de sueldo propuestas por Villalobos eran de hasta el 50% de las estipuladas en las retribuciones complementarias, tal como recogía el texto del acuerdo que se sometió a la aprobación del Pleno de la Diputación. Según Fernando Rodríguez Villalobos, estos meses de pandemia se producían “responsabilidades añadidas al cometido principal” de determinados peces gordos, por lo que esta situación habría de “conllevar las percepción de unas retribuciones adicionales”.

El pacto detallaba que los beneficiados por esta importante subida de sueldo serían los integrantes del cuerpo del personal directivo profesional. Esto suponía que el incremento de salario iba a ser para los seis directores generales colocados por Villalobos, entre los que hay ex consejeros de la Junta de Andalucía de los gobiernos de la organización PSOE-A. Estos seis peces gordos podrían haber cobrado más de 100.000 euros al año en pleno año de brutal crisis económica para la mayoría de la población. Este aumento supuso una evidente polémica política alrededor de una institución acusada de ser costosa, un “cementerio de elefantes” y completamente prescindible.

Las retribuciones básicas de un director general, según las asignaciones aprobadas en 2015, es de 16.614,2 euros, a la que se le suman las retribuciones complementarias de 53.185,18 euros, que es a la que se le iba a aumentar hasta el 50% y que, por lo tanto, suponía un total de 26.592,59 euros más al año. Los seis peces gordos elegidos a dedo por Villalobos iban a pasar de cobrar una retribución anual mínima de 69.800 euros a 96.392,59 euros, aunque todos habrían cobrado más de 100.000 euros, puesto que además se les debía sumar la antigüedad.

Fuentes de la Diputación Provincial señalan a Diario de Sevilla que el acuerdo plenario del pasado 24 de septiembre ha estado vigente durante cinco meses “en los que hemos estado inmersos en la segunda y, actualmente, tercera ola del COVID, que ya remite. Aun así, dicho acuerdo nunca se ha llevado a la práctica en todo este tiempo. Además, en la actualidad se encuentran resueltos los procedimientos para la cobertura de las vacantes que existían en los puestos de directores generales de las distintas Áreas de la Corporación, concretamente los correspondientes a las Áreas del Empleado Público, Cohesión Social e Igualdad y Régimen Interior, y que motivaron en su día la adopción del mencionado acuerdo. Por tanto, puede considerarse que este acuerdo es ya innecesario, y, por ello, procede dejar sin efecto el mismo”.