Comunicados

Idioma guaraní: ¿lo conoces?

Idioma guaraní: ¿lo conoces?

Publicado: 26 de marzo de 2021 08:00 (GTM+2)

El idioma define a un pueblo y hace que sea visible, que crezca y esté presente en la sociedad. En Sudamérica hay muchos idiomas que han padecido una estigmatización y que han sufrido mucho, hasta el punto de haber estado a punto de desaparecer. Por eso es importante conocerlos, saber de dónde vienen y ayudar a que sigan vivos.

El Guaraní es uno de esos idiomas tradicionales de Sudamérica que se habla en el cono sur del continente americano, sobre todo en Paraguay, donde está considerado como idioma oficial. Se incluyó como tal en la Constitución del país del año 1992, así que es importante conocerlo y saber cómo hablarlo y escribirlo.

Historia del guaraní

El idioma guaraní tiene tres orígenes diferentes. El primero de ellos proviene del idioma que hablaban los indios guaraníes. El segundo de ellos proviene de Paraguay y el tercero lo marca el guaraní jesuítico que hablaban los misioneros jesuitas entre la mitad del siglo XVII y los finales del siglo XVIII.

El idioma tribal comprende cinco dialectos, que han ido convergiendo para crear el guaraní actual. Cuenta con una gramática desde el año 1643, cuando el jesuita Alonso de Aragona recogió las normas básicas y las trasladó al papel.

Un diccionario, los verbos, adjetivos y sustantivos son la base de esta gramática, que ha ido evolucionando a lo largo de los siglos y que ha permitido que el idioma no solo no se olvide, sino que sea hablado por millones de personas e incluso comparta con el castellano el honor de ser el idioma oficial de Paraguay.

El 90% de los paraguayos conocen y hablan el guaraní, pero también se habla de forma habitual en otros países, como Bolivia y Brasil, sobre todo en las zonas limítrofes con Paraguay e incluso en algunas zonas de Argentina. En total, son algo más de 5 millones de personas las que se comunican con este idioma.

El guaraní en el día a día

Hoy en día, se estudia el guaraní en el sistema educativo de Paraguay, lo que permite que sea de uso común en la calle y en la vida diaria. También hay academias privadas que lo enseñan, con un sistema de calificación equivalente al que se utiliza en Europa con los idiomas, con un código de clasificación que va del A1 al C2.

Muchas obras de la literatura universal se están traduciendo a este idioma, así que también se puede leer en el idioma, haciendo que sea todavía más útil y que su importancia sea todavía más elevada.

Además, hay varias maneras alternativas para aprender este idioma, desde aplicaciones móviles hasta manuales físicos donde se pueden sentar las bases para comenzar a entender y a hablar un idioma que perdura desde hace siglos y que resulta muy interesante conocer.

Como en todos los idiomas, lo mejor para aprender a desenvolverse con él es tener paciencia, conocer las normas gramaticales y practicar mucho. La mejor manera es leer, escuchar y hablar en guaraní, para familiarizarse con él y poder conocerlo mejor.