Comunicados

Cómo coser una cremallera

Cómo coser una cremallera

Publicado: 30 de marzo de 2021 10:16 (GTM+2)

Posiblemente necesitas una recubridora como estas para coser más profesionalmente tu costura. En las sastrerías y los talleres de moda es muy habitual su uso. La principal ventaja con respecto a una remalladora es que permite realizar la confección sin cortes en la tela.

Una máquina recubridora es capaz de realizar las costuras de pespunte con varios hilos y diferentes agujas. Esto confiere mayor calidad y diseño en la confección. Este modelo de máquina de coser es idónea para realizar dobladillos en los pantalones o vestidos, así como hacer costuras con cintas decorativas, entre otras posibilidades.

Coser una cremallera paso a paso

Coser cremalleras es algo muy demandado en el mundo de la costura. En más de una ocasión, se nos ha podido romper la cremallera del pantalón y no hemos sabido cómo colocar una nueva. En este tutorial ofrecemos algunos consejos para que coserla no se convierta en un problema.

En la mayoría de los proyectos de costura se propone colocar una cremallera como método de aprendizaje y evitar errores. Lo más importante es disponer de las herramientas adecuadas para coserla. Para tal fin es necesario contar con los prensatelas recomendados para la máquina de coser. Es lo más sencillo para facilitar un trabajo profesional, y sobre todo, ofrecer un mejor acabado.

Por norma general, uno de los principales problemas con el que nos encontramos al colocar la cremallera, es que uno de los lados sea más largo que el otro, debido a que la tela o la prenda se puedan mover. Pero, con algo de práctica y manejo todo tiene solución.

Paso 1. Preparación previa

En primer lugar hay que colocar la cremallera donde tiene que ir cosida. Hay que tener en cuenta que espacio se necesita para las diferentes costuras. Asimismo, la cremallera debe tener el tamaño correcto.

La cara vista de la cremallera debe encararse con la parte de la tela visible. Lo mejor es sujetar con alfileres y darle la vuelta a la pieza para comprobar que está situada de forma correcta. Este paso es fundamental, más vale hacer las comprobaciones necesarias antes de coserla y equivocarnos. Descoser un trabajo mal hecho lleva mucho más tiempo.

Paso 2. Coser la cremallera

Cuando la cremallera se haya colocado correctamente en uno de los lados, se deberá mantener sujeta con los alfileres, que han tenido que ser colocados previamente a lo largo de esta. Si los alfileres ocupan mucho espacio, también se puede optar por hilvanar para garantizar la seguridad.

Una vez se ha realizado este paso, es momento de coserla y utilizar el prensatelas correcto para coser cremalleras. Esto nos permitirá hacer la puntada pegada a los dientes de la cremallera y moverla de un lado a otro para poder coserla fácilmente.

Se recomienda que la puntada se haga en todo el largo, y al finalizar el tramo, se dé una puntada de refuerzo. En el momento que nos demos cuenta de que el cursor no permite avanzar, habrá que levantar el prensatelas y moverlo para cerrar la cremallera lo suficiente.

Posteriormente, habrá que retirar la pieza de tela o la prenda de la máquina y cerrar la cremallera para empezar a coser donde nos habíamos quedado.

Paso 3. Trabajo listo

Es momento de empezar a coser la otra parte de la cremallera. Por lo que se recomienda cerrarla, justo donde esté la línea de costura. Se puede hacer un pequeño corte, como señal, en el lado opuesto que falta por coser. Dicho corte debe coincidir con la línea de la costura de la otra parte.

Cuando ambos lados coinciden perfectamente se pueden coser siguiendo este procedimiento. Los alfileres se van a ir retirando según va avanzando la costura. Una vez se ha cosido toda la cremallera, solo faltaría rematar los extremos.

Esto es fácil porque solo hay que cerrar la cremallera y hacer una costura recta de un centímetro en cada extremo. Para un buen remate total, solo hay que hacer la puntada muy pegada para evitar que se hagan pliegues extraños o no quede perfecta.

Consejos a la hora de elegir las cremalleras

A la hora de comprar una cremallera deberás asegurarte de que la cinta sea del mismo color de la prenda o la tela que se va a usar. Asimismo, si tu decisión es comprar cremalleras por metros, lo mejor es usar las tijeras adecuadas para cortarla con la finalidad de no estropearla.

Finalmente, debes saber que las cremalleras tienen diferentes pesos y se confeccionan con distintos materiales. Ten en cuenta el peso de la tela a la hora de elegir la cremallera adecuada. ¡Dicho todo esto, es momento de empezar a coser!

En resumen, coser una cremallera de forma profesional requiere de aprendizaje y técnica. Simplemente con un poco de práctica y paciencia se pueden conseguir unos resultados sorprendentes.