Economía

¿Para qué sirven los abogados de familia?

¿Para qué sirven los abogados de familia?

Publicado: 13 de abril de 2021 20:48 (GTM+2)

Estos profesionales son especialistas en la rama del Derecho de familia, perfectamente cualificados, se dedican principalmente a asesorar de manera jurídica, en lo que se refiere a todas las áreas que tienen que ver con la familia, desde hijos, a divorcios o separación de bienes, entre otras cosas.

El derecho es una disciplina que engloba un gran número de ramas específicas, desde la penal, a la laboral o incluso la civil. No obstante, la rama del derecho de familia cada vez está adoptando un mayor protagonismo, teniendo en cuenta la gran cantidad de situaciones que se pueden dar dentro de un núcleo familiar. En este sentido, para llevar casos tales como separaciones, divorcios, pensiones alimenticias o patrias potestades, entre otras, es fundamental contratar los servicios de expertos en el sector, con el fin de garantizar el éxito en la mayoría de los casos.

Precisamente en este contexto es donde hay que mencionar a los abogados de familia. Es decir, especialistas en el asesoramiento jurídico en lo que se refiere a todas las áreas que se enmarcan dentro del ámbito familiar. Expertos en cada una de las materias que se pueden dar en estos casos, perfectamente cualificados para ofrecer las mejores prestaciones al respecto. 

Hay que decir que los abogados de familia tienen la capacidad para poder defender los intereses y derecho de cualquier miembro del núcleo familiar. Para ello, cuenta con los conocimientos suficientes y las habilidades necesarias, siempre actuando basándose en las leyes y normativas establecidas y teniendo en cuenta que son profesionales que deben estar totalmente actualizados.

¿Qué hacen los abogados de familia?

Dentro de las muchas funciones que pueden llevar a cabo los abogados de familia, hay que decir que, una de las más importantes es que aplican, en todo momento, los conceptos jurídicos relacionados con el ámbito familiar.

De igual modo, también deben tener en cuenta los valores morales que tienen relación entre las técnicas jurídicas y las familias, entendiendo a estas como la base de cualquier sociedad.

Por supuesto, se encargan siempre de aplicar la normativa vigente en cuanto al derecho de familia se refiere y, además, deben ser los que ofrezcan soluciones en lo que se refiere a los aspectos jurídicos, según en cada caso.

A todo ello hay que sumar que son los encargados de llevar a cabo los trámites frente a los tribunales, exponiendo el caso de manera oral. 

¿Cuáles son sus competencias?

Los abogados de familia tienen numerosas competencias, es por ello que son expertos que suelen ser frecuentemente contratados. De esta forma, se encargan de llevar casos sobre herencias y sucesiones. También sobre divorcios y separaciones.

En lo que se refiere a los niños, estos expertos pueden incidir cuando haya problemas con las tutelas de los hijos, si se dan casos de custodias compartidas, sobre patria potestad o incluso sobre adopciones. De igual modo, aquí se añaden casos de pensiones económicas y alimenticias.

Hay que decir también que los abogados de familia tienen competencia en casos relacionados con las infidelidades, adulterios, separación de bienes y, por supuesto, violencia o maltratos, entre otras cosas.

Aspectos a tener en cuenta para elegir un buen abogado de familia

En el caso de necesitar un abogado de familia, es importante tener en cuenta una serie de aspectos clave. Si bien es cierto, uno de los más esenciales es contratar los servicios de un bufete de gran reputación y que ofrezca las mejores garantías. En este sentido, en Andrade Franco Abogados proporcionan la mayor profesionalidad, con muchos años de experiencia en el sector y contando con profesionales especializados en la materia familiar. 

Además de la calidad en sus servicios, hay que decir que para la contratación de este tipo de abogados también es importante conocer sus antecedentes. Es decir, los casos de éxito que tiene y los resultados que ofrece, ya que es una parte esencial para asegurarse de que el caso se pone en las mejores manos.

Asimismo, tampoco hay que olvidar mencionar el primer contacto que se tenga con el abogado. En este sentido, los más profesionales y cualificados, suelen ofrecer una primera consulta gratuita, para poder hacer una evaluación previa del caso, ofreciendo facilidades a los clientes.

Y finalmente, es esencial conocer las tarifas de los servicios que ofrecen. Es decir, saber de antemano cuánto va a costar la contratación y la relación existente entre sus prestaciones y el coste final.