Sociedad

Cachimbas: qué son, para qué se usan y por qué son una alternativa saludable de fumar

Cachimbas: qué son, para qué se usan y por qué son una alternativa saludable de fumar

Publicado: 7 de mayo de 2021 18:27 (GTM+2)

Las cachimbas o shishas, como originalmente se conocen, son unos extraordinarios aparatos originarios de Oriente que se utilizan para fumar de una forma más sana sin los perjudiciales efectos del tabaco, lo que permite generar espacios de relajación y paz en compañía de otras personas. Su uso se ha popularizado mucho en los últimos tiempos, y hoy se pueden conseguir fácilmente, gracias al apoyo que brindan las tiendas especializadas en su comercialización y venta.

Los asiduos fumadores siempre buscan nuevas formas para disfrutar del fumar y sus efectos, y precisamente, las cachimbas ofrecen esas nuevas experiencias que tanto gustan a quienes las prueban. 

Estos extraños aparatos para fumar son originarios de la India, donde se les conoce con el nombre de shishas, y son muy populares desde hace ya varias generaciones. En principio, cuando llegaron a los países occidentales, se les relacionaba con vidas clandestinas, porque tal vez algunos los utilizaban para fumar opio o marihuana, pero eso ha ido cambiando, y ahora son muy utilizadas sin perjuicios por quienes fuman tabaco normalmente.

Funcionamiento de las cachimbas

Estos artilugios tienen un funcionamiento básico, muy sencillo, pero para entenderlo hay que conocer primero sus partes integrantes, con el fin de comprender cómo operan en todo el proceso:

  • Cazoleta: en esta parte se introduce el tabaco que se va a fumar, en cualquier presentación, bien sea en hierba, gel o piedras. Allí se quemará con el carbón que se coloca con esos fines.
  • Plato: recoge las cenizas que caen de la cazoleta, y también sirve para colocar el carbón antes de manipularlo.
  • Base: es la parte inferior que contiene el agua. Suele construirse de cristal.
  • Mástil: está conectado a la base y puede estar fabricado con distintos diseños y con una variedad de materiales. En él se integran la cazoleta, el plato, la cámara que conecta la manguera y la purga.

El funcionamiento es sencillo, al aspirar por la manguera se produce una succión que jala el aire caliente del tabaco por el mástil hasta la base, donde se filtra por el agua, para pasar por la manguera hasta quien aspira. En el proceso, el tabaco queda libre de impurezas y llega de manera más sana al organismo que cuando se fuma directamente de forma tradicional.

Es una forma diferente de usar tabaco, el cual se puede mezclar con otras sustancias líquidas en lugar de agua, como por ejemplo vodka, con lo que se pueden obtener otros sabores y experiencias diferentes.

Por suerte para los fumadores, encontrar una cachimba y cualquiera de sus accesorios o piezas es muy fácil, gracias a que encontrar hoy en día una tienda de cachimbas no es como tiempo atrás, actualmente son muy populares y se pueden hallar de manera sencilla hasta en internet. Gracias a estas tiendas, ahora se puede incluso hasta pedirlas online, lo cual hasta hace unos pocos años era imposible, había que buscarlas en el extranjero.

Para contactar con estos comercios web solo hay que acceder a la página de la empresa preferida, revisar su catálogo de productos, elegir el que más guste y se adapte al presupuesto, y darle al botón de “comprar” para que en cuestión de horas llegue a casa y así poder comenzar a disfrutar de una manera más sana de consumir tabaco.

¿Por qué son tan populares?

Desde que llegaron las shishas, primeramente importadas desde la India y ya luego comercializadas en Europa, su uso empezó a popularizarse a niveles tales, que hoy no hay prácticamente nadie que no haya probado una cachimba, aunque sea por curiosidad. En toda fiesta siempre hay quien lleva alguna, lo cual en principio hasta hace poco era una novedad y curiosidad, pero ahora es muy normal. Su variedad de estilos y diseños también las han convertido en objeto de colección, considerando además, que hay hermosas reliquias con cientos de años que todavía se conservan en perfecto estado, que están distribuidas en diversas partes del mundo y que se constituyen en el sueño de todo coleccionista de shishas.

Pero también hay cachimbas más prácticas para el uso cotidiano que se pueden conseguir con muy buenos precios en estas tiendas online que se dedican a su distribución, y en las que además, se pueden hallar todo tipo de accesorios y materiales para su funcionamiento.

Por otra parte, su uso es todo un ritual de relajación para compartir con amigos momentos tranquilos y de sosiego, disfrutando de un buen tabaco y compartiendo experiencias de manera sana y calmada.

De hecho en Oriente, cuando se reúnen alrededor de una shisha, se hace con fines de relajación, meditación y encuentro espiritual, lo cual también se está haciendo una costumbre en Occidente, pero con un toque más de entretenimiento y diversión, sin dejar a un lado esa parte de relax que ofrece.

Las cachimbas son una excelente alternativa para fumar tabaco respecto a cómo se hace tradicionalmente, por cuanto elimina sus nocivos efectos y consecuencias. Al usar agua u otro líquido como sistema de filtración, se deja fuera todo lo malo del tabaco, que tanto daño puede hacer al cuerpo humano. Además, la cantidad de tipos de tabaco con sabores que hay es inmensa, además de geles, los cuales sustituyen al tabaco, todo a gusto del consumidor. 

Independientemente del uso que se les den o las razones que existan para fumar tabaco en estas pipas de agua, como también se les conoce, las cachimbas ya son parte de la vida de los fumadores, y son realmente una sana opción que se debe tener en cuenta para cuidar la salud.

Así que si eres fumador y quieres experimentar una nueva experiencia, tienes que probar una cachimba, seguro que nunca más querrás dejarla. Y la aprovecharás, asimismo, como excusa para pasar buenos momentos con amigos alrededor de ella, fumando y conversando de todo, repitiendo esto cada vez más para disfrutar con los amigos en una fiesta, en casa en relax o incluso como un gran sustituto de los cigarrillos.