Sociedad

Consigue el coche de tus sueños gracias al renting: la revolución comercial que mereces

Consigue el coche de tus sueños gracias al renting: la revolución comercial que mereces

Publicado: 2 de junio de 2021 18:46 (GTM+2)

Comprar un coche nuevo es una decisión que no podemos tomar a la ligera, puesto que de ella dependerá nuestra estabilidad económica en los años venideros. Esta transacción conlleva un elevado coste y, como tal, resulta prioritario estudiar en profundidad el mercado; no solo en lo referido a los vehículos disponibles, sino también en los nuevos modelos de negocio que han nacido en el sector de la automoción. En este orden de ideas, el renting es una de las opciones más destacadas, suponiendo un ahorro sustancial por un servicio integral.

 

Renting, el coche de tus sueños por mensualidades

El modelo tradicional nos exigía depositar una entrada por la compra de un coche y, durante los siguientes años, ir pagando una serie de cuotas realmente elevadas. Sin embargo, con el renting, podemos adquirir modelos de alto nivel como el Volkswagen T-Roc a un precio de lo más accesible. Se trata de una revolución comercial que ya se ha instaurado como el modelo por excelencia, tanto entre particulares como para las empresas.

El renting consiste en, por medio de pagos mensuales, alquilar un vehículo a largo plazo. Para ello, se suprime de la ecuación el concepto de la entrada, abaratando considerablemente la primera instancia en la que adquirimos el coche. El precio suele ser lo suficientemente accesible como para que cualquiera pueda obtener un renting; tal y como es el caso del modelo previamente mencionado que, por tan solo 265€ al mes en su versión de 115cv o 359€ en la de 150cv, se pone al alcance del conjunto de la sociedad.

El contrato de alquiler suele durar entre dos y ocho años, siendo contratos que firmamos en función de si queremos renovar o no. De esta forma, también eliminamos el compromiso de fidelidad que representa comprar el vehículo, puesto que podemos cambiar de renting una vez el tiempo firmado llegue a su fin o, en el caso contrario, abonar la cantidad restante -la resta entre su valor total y las mensualidades que ya hemos pagado- y quedarnos de manera definitiva el vehículo.

Así pues, si crees que ha llegado el momento de cambiar de coche, resulta prioritario recurrir a las empresas especializadas en el renting. Se trata de un cambio drástico en nuestras expectativas que, tanto en el corto como en el largo plazo, representa un sustancial ahorro que contribuirá a mantener nuestras cuentas lo más estables posible.

 

Servicios de los que disfrutamos con un renting

El renting cuenta con una serie de servicios de los que disfrutamos en cada mensualidad, estando en ellos el verdadero ahorro con respecto al modelo tradicional de compra. El primero de ellos es la cobertura del seguro y el mantenimiento del coche, incluidos en el pago que realizamos por el alquiler del coche. En caso de no tener estas prestaciones, la media apunta a que anualmente gastamos más de 500€ y 300€ por cada uno de estos servicios, aumentando así el coste total de la compra del coche.

Por otro lado, en relación con los impuestos que se han de pagar por el hecho de disponer del coche, en el caso del modelo de venta tradicional suelen ascender a más de 100€, mientras que en el renting también están incluidos. Además, en caso de ser empresarios o autónomos, cabe señalar que nos podemos desgravar el IVA del alquiler -siempre que lo podamos justificar-, algo que lo convierte en el servicio idóneo dentro del sector corporativo. Todo ello sumado al hecho de que el coste total del renting sigue siendo inferior al de la compra; por lo que se puede llegar a generar un ahorro que supere los 3.000€.

Sus ventajas son tan evidentes que carece de sentido no sumarse a esta ola comercial. El renting se ha convertido ya en la tendencia por excelencia dentro del mercado de la automoción y cada vez más empresas ofrecen verdaderas promociones para que el conductor, aquel que ama recorrer la carretera a bordo de un coche de calidad, no tenga que prescindir de la experiencia por culpa del dinero.