Economía

Cómo elegir un abogado de familia

Cómo elegir un abogado de familia

Publicado: 19 de julio de 2021 17:46 (GTM+2)

Elegir un abogado es algo a lo que hay que prestarle mucha atención, y si tiene que ver con un abogado de familia todavía más, ya que se tratan siempre de asuntos delicados que requieren un tratamiento especial.

Para saber cómo elegir un abogado de familia, hay que conocer las cualidades que debemos buscar en este profesional. También debemos tener claras las características de esta especialidad del Derecho.

¿Qué es el Derecho de familia?

Al acudir a un abogado de familia en Alicante, podemos conocer que el derecho de familia es una especialidad del Derecho que se dedica a las leyes, normas y aspectos jurídicos que rigen las relaciones entre los miembros de una familia. Esto puede tener que ver con relaciones personales entre ellos o también con aspectos patrimoniales.

Más allá del concepto, el derecho de familia trata temas muy importantes, como: divorcios, tutela de menores, violencia familiar, reclamaciones de paternidad, derechos hereditarios y muchos otros.

El derecho de familia está enmarcado dentro del Derecho civil, pero tiene aspectos que lo hacen diferente, ya que en su ejercicio hay que tener en cuenta aspectos de tipo afectivo, entre otros.

Cualidades que debe tener un abogado de familia

Como hemos visto, el derecho de familia trata temas delicados que pueden tener serias implicaciones en la vida familiar, por eso el profesional que lo ejerza debe tener cualidades muy especiales, siendo las principales:

  • Sólida formación académica. El abogado de familia es un profesional universitario con estudios de postgrado, debe estar acreditado para ejercer el Derecho en el país donde esté ejerciendo. Su ejercicio necesita conocimientos amplios y profundos de las leyes que rigen en el país.
  • Experiencia. La formación académica no es suficiente, un abogado de familia debe tener la experiencia que da el ejercicio de su especialidad.
  • Vocación. La vocación es imprescindible para realizar esta labor con entrega y dedicación. Un abogado de familia debe amar su profesión, tener una inspiración especial para ayudar a los demás, y hacerlo con amor.
  • Sabiduría. La sabiduría es un concepto muy abstracto, pero necesaria como abogado de familia. Tener todos los conceptos claros, pero además saber dar con la solución adecuada para cada situación, no es algo que pueda hacer cualquiera.
  • Sensibilidad. Un abogado de familia debe tener la sensibilidad necesaria para tratar asuntos tan delicados como las relaciones entre cónyuges, las relaciones entre padres e hijos, y muchos otros casos, que pueden implicar situaciones dolorosas que requieren privacidad y mucha empatía en su trato.

Consejos para elegir un abogado de familia

Cuando se está en medio de un conflicto que involucra a miembros de una misma familia, el profesional que debe tratar el caso es un abogado de familia. 

Veamos algunos consejos:

  • Al buscar un profesional de reconocida trayectoria, es importante saber la opinión de clientes anteriores, si su atención fue profesional independientemente del resultado del caso.
  • Que destaque su trato cordial y la empatía con sus clientes. Es muy importante que sea una persona que sepa escuchar, que oiga todos los aspectos de cada caso, incluyendo los que no sean de índole legal. Muchas veces, el abogado de Derecho se convierte en un apoyo para la familia y eso requiere un tipo de ser humano muy especial.
  • Siempre será mejor un profesional con un excelente servicio al cliente, que tenga estrategias para hacer sentir confianza a quienes se acerquen a su consulta.
  • Es bueno elegir un abogado de familia que tenga una gran vocación en el ejercicio del Derecho. Los mejores abogados son los que, desde siempre, han sentido la necesidad de ayudar a los más vulnerables.
  • Por último, pero muy importante, es necesario que el abogado de familia elegido tenga el título de una universidad reconocida y estudios de posgrado en el área.

Lo más importante es que el abogado elegido logre dar con la solución para cada caso, con el fin de que se pueda resolver en beneficio de todos los involucrados.