Comunicados

Reparación de calderas en Barcelona: qué tener en cuenta

Reparación de calderas en Barcelona: qué tener en cuenta

Publicado: 11 de agosto de 2021 14:14 (GTM+2)

El uso de las calderas en los meses de invierno resulta elemental para disfrutar en casa de una temperatura agradable. Aunque todavía falte tiempo para la llegada del frío a Barcelona, los meses pasan rápidamente y es importante que comiences a plantearte la reparación de tu caldera si ha mostrado signos de avería en los últimos tiempos.

La Reparación de calderas en Barcelona suele llevarse a cabo de la mano de profesionales titulados y con experiencia en el sector, así que lo mejor es dejar la reparación en sus manos para que la caldera vuelva a estar operativa de cara al próximo invierno. Lo aconsejable es repararla ya, ya que cuando comienza el invierno y se empiezan a utilizar las calderas se detectan muchas averías y los técnicos se encuentran desbordados, así que tardan más en acudir a los domicilios.

Pero ¿qué tener en cuenta en el mantenimiento de calderas?

Una avería en la caldera de casa que necesite reparación puede ocurrir en cualquier momento, pero lo cierto es que si llevamos a cabo ciertos hábitos estamos contribuyendo a su correcto mantenimiento. Algunos de los más aconsejables son los siguientes:

Revisión anual de la caldera

Una revisión anual puede ayudar a detectar problemas en las calderas, aunque aparentemente estén en perfecto estado. Con una revisión al año podemos detectar piezas rotas o en mal estado, goteos o desajustes que pueden provocar más tarde averías de mayor importancia. Una inversión que nos ayuda a evitar un gasto mayor en reparaciones en el futuro. Tan solo hay que buscar un profesional cualificado para que realice la revisión una vez al año.

Encendidos frecuentes

En ocasiones las calderas se averían porque llevan meses apagadas sin usarse. Los expertos en calderas recomiendan que se enciendan de vez en cuando, también durante el verano, durante 10 o 15 minutos para comprobar que siguen funcionando a la perfección y así evitar un susto cuando vayamos a necesitar la caldera de verdad cuando llegue el invierno.

Purgar los radiadores

Con el purgado de radiadores eliminamos el aire que se introduce en el sistema. Es algo muy sencillo de realizar y debemos hacerlo para que la caldera funcione de forma eficiente. Tan solo hay que desconectar la calefacción y girar la llave de purga, tras lo cual escucharemos un silbido que indica que el aire está saliendo. En el momento en que aparezca agua debemos cerrar la válvula.

Comprobar la emisión de gases

Una caldera que presente defectos puede emitir monóxido de carbono, un gas peligroso e imperceptible tanto a la vista, como al gusto o al olfato y que puede traer consecuencias devastadoras para una familia. Hay que comprobar que la evacuación de gases se produce de forma correcta y que el sistema de ventilación funciona adecuadamente.

Como se puede apreciar existen algunas claves para lograr mantener en buen estado las calderas. En cualquier caso, ante una avería debemos contactar con profesionales cualificados que solucionen el problema para poder volver a usar la caldera con total normalidad.