Sociedad

¿Cómo elegir la silla gaming perfecta para pasar horas jugando?

¿Cómo elegir la silla gaming perfecta para pasar horas jugando?

Publicado: 11 de octubre de 2021 20:04 (GTM+2)

Una silla gaming es esencial si se pasan muchas horas sentadas frente al ordenador o el televisor, dado que ofrece mayor comodidad y confort a los usuarios. Ante la gran variedad de opciones disponibles, se recomienda tener en cuenta varios aspectos para elegir con mayor acierto la silla gaming perfecta.

Un diseño ergonómico

Al momento de comprar sillas de gaming baratas, uno de los primeros aspectos a tener en cuenta es el diseño ergonómico, ya que este permite garantizar una buena postura a los usuarios durante las largas jornadas sentados frente al ordenador.

Un diseño ergonómico es esencial por muchos motivos, dado que permite ofrecer una silla que ayude a los usuarios a mantener la postura correcta para evitar sufrir posibles lesiones comunes por pasar mucho tiempo sentado.

Son varios los aspectos que hacen de una silla gaming una opción ergonómica, como la posibilidad de ajustar los reposabrazos, la altura del asiento y del respaldo, así como el balanceo y la inclinación del respaldo.

También debe contar con un buen soporte lumbar, un respaldo más alto y grande que la espalda y el cuello, y mecanismos de bloqueo que mantengan la inclinación en el lugar más cómodo para los usuarios.

Se tratan de aspectos importantes que ayudarán a mejorar la postura durante el tiempo que se esté sentado, sin que se produzcan dolores o molestias en la espalda o el cuello, debido a una mala postura. Gracias a esto se conseguirá disfrutar más del tiempo jugando y mejorar el rendimiento en caso de jugar o trabajar frente al ordenador.

Calidad de materiales

Por otro lado, la calidad de fabricación dependerá de los materiales y esto influirá en el tiempo de vida útil de la silla. Hay opciones con una buena relación calidad-precio, gracias a marcas reconocidas en el sector; sin embargo, no se recomiendan las opciones muy baratas, dado que son más proclives a desgastarse o romperse con gran facilidad.

Una manera sencilla de reconocer la calidad de una silla es por el marco o chasis; los de alta calidad son fabricados en metal, como el acero, mientras que los de madera o plástico tienen una corta vida útil.

De igual manera es importante revisar la base. Se recomiendan las que sean anchas y de aluminio, pero se debe evitar la base de nylon, ya que es más estrecha y menos duradera. Además, las ruedas deben ser lo más anchas posible.

Mientras que el relleno de la silla debe ser acolchado. Las opciones con moldeado y espuma fría son las mejores del mercado, gracias a que son capaces de resistir de forma óptima el peso de los usuarios y evitar que la silla se desinfle con el paso de los meses, a causa del constante uso.

Una buena tapicería

Por lo general, estos modelos de sillas utilizan cuero sintético, dado que el auténtico tiene un precio muy alto. Una de las opciones que más se recomienda a los usuarios, es el cuero PU, dado que ofrece una estética agradable y buena durabilidad.

Además, un factor fundamental a la hora de elegir la tapicería, es la transpirabilidad. Se aconseja comprar una silla que tenga tapicería de malla transpirable, de esta manera se logrará disipar el calor de forma óptima.

Cuanto mayor sea su capacidad de transpirar, menos sudor se generará al estar sentado durante largas horas, lo cual mejorará la comodidad.

La estética cuenta

Por último, la estética de la silla es un factor que debe influir en su compra, dado que es importante que los usuarios se sientan a gusto con ella, y que encajen con el estilo y la decoración del espacio donde se colocará.

Hay modelos con colores llamativos o serios, de uno o varios tonos, y diferentes tipos de diseños. Las de color negro y marrón encajan con cualquier espacio y estilo, así como también se pueden elegir las que incorporan luces led, que se pueden personalizar. Son muchas las opciones para elegir, por lo que resultará fácil encontrar una silla con la estética perfecta para el gusto de cada usuario.

Una buena silla gaming debe contar con estas características, ya que es la mejor forma de asegurar una experiencia cómoda y saludable durante su uso durante largas jornadas jugando, de esta manera se podrá disfrutar más del tiempo frente al ordenador.