Sociedad

¿Cómo influye el consumo de videojuegos e internet en los adolescentes?

¿Cómo influye el consumo de videojuegos e internet en los adolescentes?

Publicado: 1 de diciembre de 2021 14:13 (GTM+2)

La adolescencia es una etapa muy importante en el desarrollo individual, donde se comienzan a forjar fortalezas sociales y psicológicas que acaban siendo una base importante de los hábitos de la edad adulta. 

Esto hace que se publiquen muchos estudios en los que se pone el foco en lo negativo que puede ser a estas edades, el consumo sin control de aficiones como los videojuegos o el uso de internet para distraerse.

Hoy en día, no se puede entender la vida sin la tecnología, y aunque para muchas actividades cotidianas es muy útil, el ocupar muchas horas frente a un dispositivo electrónico tiene sus inconvenientes. Alarma que los adolescentes invierten cada vez más horas en internet y videojuegos, y que muchas otras aficiones se vayan perdiendo como es el caso de la lectura. 

Hay listas de libros para niños de 14 años muy interesantes, que pueden ser una alternativa estupenda para fomentar habilidades que son necesarias para el desarrollo del cerebro durante la adolescencia. Además, en esta etapa se está en edad escolar y crear el hábito de la lectura es elemental para el futuro.

Esta actividad es vital para aumentar el vocabulario, para que crezcan las destrezas en la redacción o en el lenguaje escrito. Ayuda a activar funciones cerebrales y a mejorar el pensamiento cognitivo, que entre otras cosas, implica el uso de la memoria y ayuda a que la mente tenga la capacidad de poder comprender cualquier texto. 

Nos guste o no, todo lo que está a nuestro alrededor es lectura. Es la manera que tenemos para comunicarnos, mantenernos informados y tener conexión con el mundo y las personas de nuestro entorno. 

Videojuegos versus libros

En la mayoría de debates que surgen con respecto a estas dos aficiones, se concluye que mantener un equilibrio no es contraproducente y son actividades complementarias. 

Los beneficios que aporta la lectura son muy importantes y saludables. Fomenta la creatividad y descubre otras culturas o mundos fantásticos. Se recomienda que durante la adolescencia se lea un libro al menos una vez al mes. 

En esta etapa, leer es algo que el 55% de los jóvenes no cumple, pero es vital para que se estimulen las funciones cerebrales elementales para tener un mejor aprendizaje.  

En cuanto a los videojuegos, lo esencial es mantener un control adecuado de su consumo para que no resulte muy perjudicial. Pasar demasiadas horas al día puede crear una adicción y las consecuencias que causa pueden ser trastornos en el comportamiento e impactar de manera muy negativa en las relaciones familiares, afectivas y académicas. La adicción a los videojuegos es una realidad y ya es reconocida como una enfermedad.

Es un hecho indiscutible, que las plataformas que retransmiten videojuegos en directo como Twitch o Youtube, cada vez tienen más usuarios. También los juegos online han aumentado de forma muy considerable en la última década y el uso de las redes sociales entre los jóvenes crece día a día. 

Los científicos y psicólogos remarcan que jugar a videojuegos puede ser educativo, divertido, ayuda a desarrollar ciertas capacidades cognitivas como la velocidad de reacción y hoy en día, es una actividad normal donde muchos adolescentes fortalecen vínculos sociales con sus amigos o hacen nuevas amistades. 

El tiempo de uso de internet que los expertos apuntan como normal entre los adolescentes se encuentra en torno a las tres horas diarias, y es que se tiene en cuenta que hoy en día es la forma de comunicación más rápida que existe para comunicarse. Con respecto a los videojuegos, la recomendación baja a las dos horas diarias.