Economía

La asesoría especializada y oportuna es vital en casos de negligencias médicas

La asesoría especializada y oportuna es vital en casos de negligencias médicas

Publicado: 15 de diciembre de 2021 18:59 (GTM+2)

Muchas de las víctimas y familiares de afectados por errores médicos se sienten vulnerables y no saben qué hacer en esos casos. Acudir a un especialista en esta área facilita la toma de decisiones y la posibilidad de obtener sanciones para los responsables o una compensación.

Una situación que involucra negligencia medica deja vulnerable a los pacientes o a sus familiares,  y muchas veces, los afectados no saben cómo reaccionar o a quién acudir. Los abogados especialistas en atender las situaciones causadas por errores cometidos en el área de la salud están facultados para asesorar en cada paso sobre todo lo relacionado con mala praxis, atención al paciente o al derecho sanitario.

Nada compensa la muerte de un ser querido o perder la salud. No obstante, cuando se obliga a los centros de salud y a las aseguradoras para que den una elevada indemnización, se logra que tengan que aumentar los estándares de atención para no tener que atender más demandas. 

Existen bufetes de abogados especializados en esta área que cuentan con peritos médicos y procuradores para determinar si existe un caso y qué se puede hacer para conseguir una buena indemnización en caso de haber sufrido una negligencia médica.

Tipos de casos que atienden

Los casos de mala praxis que atienden generalmente los abogados especialistas son: muertes o secuelas graves provocadas en cirugías, fallos de prescripción o solicitud de exámenes diagnósticos, retraso en la atención hospitalaria en el área de emergencias, olvido de material de cirugía, aplicación de fármacos contraindicados y fallos de seguimiento de protocolos médicos.

También pueden solicitar la asesoría aquellas personas que fue afectada su salud, si los médicos han infravalorado los síntomas de alarma, así como si se ha errado al interpretar las pruebas de imagen, aplicado erróneamente algún tratamiento médico o por la transmisión de enfermedades mediante transfusión sanguínea (hepatitis, Sida, entre otras). 

Otros casos pueden estar relacionados con personas que sufrieron intervenciones quirúrgicas en sitios equivocados, mala utilización de instrumentos o material quirúrgico, o quienes presentan secuelas causadas por el mal funcionamiento hospitalario o descuido del personal. 

Pasos a seguir

Los abogados especialistas en mala praxis médica pueden ofrecer un estudio previo que puede ser gratuito, esta es una alternativa que permite a los afectados conocer sus opciones de denuncia y el alcance que puede tener.

Un buen bufete acompañará al cliente durante todo el proceso, primero explicando la situación, con las posibilidades de conseguir una indemnización de manera rápida. 

En muchas ocasiones, la acción legal logra algún acuerdo extrajudicial para recibir más rápido una reparación económica, reduciendo los costes judiciales. Este tipo de pactos es posible en gran parte de los casos, en vista de que muchas aseguradoras saben que perder una demanda sería perjudicial para ellos. 

Los abogados expertos en negligencias ofrecen varias alternativas legales para que el cliente elija la que más le convenga, informando sobre los riesgos y costes. La intención es tomar las vías más beneficiosas y con posibilidades de éxito, entre un acuerdo o acudir a un proceso judicial. 

Asesoría en todo momento

Lo más aconsejable en caso de ser víctima de una mala praxis médica, es contactar con un despacho de abogados que sea capaz de ofrecer una asesoría completa que permita valorar objetivamente el historial clínico y la situación personal. El propósito es poder demostrar ante un tribunal que existió una negligencia y las consecuencias que ha generado. 

Un bufete de excelencia cuenta con profesionales en todas las especialidades médicas: neurólogos, traumatólogos, pediatras, oncólogos, cirujanos con experiencia comprobada en la atención de salud privada o pública.

La normativa legal española da hasta un año de plazo para denunciar un caso de mala praxis médica en sanidad pública y cinco años en sanidad privada, un dato que se debe tener presente, pues es natural que existan dudas en temas tan delicados como la atención sanitaria. Es esencial contar con documentación que sirva para demostrar el caso.

Las demandas dependen del daño personal que cause la negligencia: lesiones permanentes, incapacidad temporal, daño moral, angustia, dolor, aflicción física o emocional.