Economía

Por qué crece el juego online

Por qué crece el juego online

Publicado: 30 de diciembre de 2021 10:53 (GTM+2)

El sector del juego online ha experimentado un notable crecimiento en los últimos años. Tanto, que el juego online parece estar sustituyendo progresivamente al juego presencial.

Según los últimos datos anuales publicados, el margen de juego o Gross Gaming Revenue (GGR) del mercado de juego online en España alcanzó el año pasado 850,78 millones de euros en 2020, lo que supone un 13,7% más que en año anterior. Esta cifra mide el importe total de las cantidades jugadas, una vez deducidos los premios satisfechos por el operador. Además, el número de jugadores activos en 2020 se situó en España en un total de 1.481.804, un 8,36% mayor que el año anterior.

Son cifras oficiales extraídas del informe anual de mercado de juego, que publica la Dirección General de Ordenación del Juego, y muestran que la industria del juego online sigue creciendo con fuerza en nuestro país, en la línea de lo que viene ocurriendo en los últimos años. En los últimos siete años, el GGR se ha multiplicado por cuatro: de 229 millones de euros en 2013 a los 850,78 en 2020.

¿A qué juegan los españoles cuando se ponen delante de una pantalla? ¿Cómo se explica este crecimiento? Veamos algunos datos.

Los juegos más populares

Los cuatro juegos con mayor porcentaje en el GGR son las apuestas de contrapartida (ya sea en directo -26,1%- o convencionales -15,7%-), las máquinas de azar (23,1%), la ruleta (12%) y el póquer (9%). Se trata de juegos con su equivalente en el mundo real. Todos hemos visto el éxito de las máquinas de azar, presentes no solo en casinos sino en bares y restaurantes, y sabemos de lo atractivo que resulta una partida de póker. Sin embargo, estos juegos triunfan también a través de una pantalla. ¿Cómo se explica esto?

De un lado, las grandes casas de juego han invertido mucho en el sector online en los últimos años. Esto ha provocado que la oferta disponible sea casi inabarcable y, desde luego, muy superior a la que cualquier jugador puede encontrar en locales de apuestas o casinos físicos. Por ejemplo, jugar a la Ruleta Europea Premium es más sencillo si se hace online que buscar un casino donde ofrezcan esta posibilidad.

Además, estos juegos han sido desarrollados para deleitar a los jugadores más exigentes. Los casinos online saben que los jugadores buscan en Internet juegos capaces de transmitir la misma intensidad y emoción que en un casino real. Por eso, han invertido mucho en contar con programadores y desarrolladores de software capaces de crear juegos de un altísimo nivel, con gráficos realmente inmersivos y juego marcado por la suerte y la adrenalina.

Volviendo al ejemplo de la ruleta: este tipo de juegos es capaz de reproducir el sonido del giro de la ruleta como si estuvieras en un casino físico, de modo que el jugador oye rebotar de la bola girando en dirección contraria a la rueda. Es solo un detalle que muestra cómo este tipo de juegos online puede reproducir una experiencia de juego tan satisfactoria como la real.

Otro factor va más allá del juego: pasamos cada vez más tiempo ante una pantalla, que se ha convertido en nuestro principal prestador de servicios: banca, compras, restaurantes... Hacemos cada vez más cosas con un móvil, y ahora cualquier persona, si es mayor de edad, puede jugar online, y esto explica el crecimiento de los últimos años y el margen con el que todavía cuenta el sector.

Por último, las grandes casas de apuestas y juegos son conscientes del negocio que supone el juego online, y han ido destinando cada vez más recursos, de modo que han ido aumentando el RTP (return to player: el porcentaje destinado a premios) de muchos de sus juegos, situándolo en algunos casos por encima del 97%.

Todo esto explica que cada vez más jugadores elijan quedarse en casa para jugar.