Sociedad

Software de transcripción, espacio de trabajo y política laboral: Cómo hacer el trabajo a distancia más accesible

Software de transcripción, espacio de trabajo y política laboral: Cómo hacer el trabajo a distancia más accesible

Publicado: 17 de enero de 2022 08:37 (GTM+2)

Recientemente, gracias a los avances tecnológicos, el teletrabajo ha ganado en popularidad. Al menos si hablamos de España, ya que en otras regiones lleva lustros siendo una alternativa no solo efectiva, sino muy valorada por trabajadores y empresarios. ¿Pero qué rodea a esta forma de trabajo? ¿Cómo puede uno lograr rendir al máximo si trabaja desde casa? 

A continuación, vamos a responder a estas y otras preguntas, así como a comentarte aspectos fundamentales de la política laboral a distancia actual o recomendarte herramientas de software que te pueden ser realmente útiles si teletrabajas en grupo.

Mentalízate: Aunque trabajes desde casa, «vas a la oficina»

Cuando trabajas desde casa, ya sea como autónomo o para una empresa, tienes algo más de libertad organizativa. Sin embargo, esta libertad puede ser un arma de doble filo. Por ello, es esencial que te organices. Ten claro cómo y qué tareas llevarás a cabo a lo largo del día. Si necesitas una ayuda extra, puedes utilizar herramientas como el Google Calendar. Esta agenda y calendario electrónico te permite organizar mejor tus quehaceres, configurar recordatorios, crear eventos… ¡Y todo ello sin la posibilidad de perderlo!

Ahorra tiempo gracias a los servicios de transcripción online

Cuando trabajas en grupo, puede que tengas que asistir a numerosas reuniones, así como utilizar una gran cantidad de recursos audiovisuales. Se trata de las mejores vías para mantenerte al día en relación a tus compañeros, la empresa y tu profesión. Pero claro, a veces no tienes tiempo para asistir a esas reuniones o para visualizar las grabaciones, o simplemente aprovechas esas mismas reuniones para, a su vez, realizar otras tareas. Entonces, ¿cómo tomar notas? Una solución la encontramos en los servicios de transcripción online.

Estos servicios facilitan, entre otras cosas, lo siguiente:

  • Eliminan la obligación de tomar notas, así como optimizan la transcripción de audio y voz con integraciones muy bien trabajadas.
  • Los servicios de transcripción te permiten buscar partes concretas de la reunión o conversación de forma rápida.
  • Opciones de transcripción automatizada ofrecen un índice de precisión nada despreciable: 99 %.
  • Los software de transcripción proporcionan una accesibilidad total al audio y al vídeo en cuestión. El texto puede descargarse en innumerables formatos y es compatible con una gran cantidad de servicios. Muchos programas permiten personalizar el resultado.

Prepara tu zona de trabajo para que sea lo más confortable posible

Aunque trabajes desde casa, debes tener claro que la mejor idea es disponer de una «oficina». Por ello, no es buena idea que trabajes desde la cama o el sofá. En gran medida, esto se debe a que se trata de lugares que asociamos a nuestro tiempo libre, algo que puede generar interferencias cuando realmente necesites descansar.

Tu espacio de trabajo, por tanto, debe ser fijo y estar en condiciones. No solo hablamos de limpieza, sino de un equipo óptimo para el desempeño de tus labores. Por ejemplo, debes apostar por un escritorio cómodo, con suficiente espacio para ordenar todas tus herramientas de trabajo. Por otro lado, es bueno disponer de una silla ergonómica tipo gaming o especial para oficinas. Estas te garantizarán una buena postura y altos niveles de comodidad, algo que tu salud agradecerá.

Política laboral respecto al teletrabajo: Aspectos básicos

Existe contenido en la red mucho más profuso en cuanto al tema de la política y ley de teletrabajo. Sin embargo, aquí podemos comentar dos aspectos clave:

  • El teletrabajo debe ser voluntario por ambas partes, así como con base en un acuerdo previo firmado por estas. Básicamente, antes de teletrabajar, tanto empresario como trabajador deben tener claro derechos, obligaciones, límites, horarios…
  • La empresa abonará los gastos extra derivados del teletrabajo. Es decir, el trabajador no debe aportar de su propio bolsillo los costes derivados de las herramientas que necesite para desarrollar su actividad.