Sociedad

El arte de pintar miniaturas y dioramas para los juegos de rol

El arte de pintar miniaturas y dioramas para los juegos de rol

Publicado: 15 de febrero de 2022 18:46 (GTM+2)

El pintado de miniaturas y dioramas se ha venido popularizando, pues son cada vez más los aficionados de los juegos de rol que se esmeran enormemente para pintar su ejército y hacer que luzca impresionante. Los estudios de pintado también han tenido un gran auge, permitiendo que los jugadores sin mucha habilidad en la pintura también puedan personalizar sus colecciones.

 

El hobby de los juegos de rol crece cada día más, con muchos aficionados que disfrutan de este mundo con juegos estratégicos y emocionantes. Hoy en día se vive un gran auge dentro de este mundillo, ya no se ve como un hobby "extraño" o "infantil", sino como una forma válida de pasar el rato, por lo que personas de todas las edades y géneros pueden disfrutar de una buena partida cada cierto tiempo.

Para lograr un juego de rol más realista, se suelen usar miniaturas y dioramas para representar las colecciones de miniaturas y los escenarios que se usan durante las partidas. De esta forma, se podrá tener una representación más llamativa e interesante dentro del tablero de juego.

Las miniaturas vienen sin pintar, lo que invita a los jugadores a customizarlas a su manera para tener un ejército único y diferente al de los contrincantes. Lo que se busca, es que las miniaturas tengan un aspecto verdaderamente llamativo, sobre todo cuando se participa en juegos del género fantasía, como Warhammer, en el que las miniaturas representan personajes exóticos y fantásticos.

Sin embargo, no todos los jugadores tienen las habilidades necesarias para realizar un trabajo adecuado con el pintado de sus miniaturas o de sus dioramas. En este sentido, es muy recomendable buscar los servicios de un estudio de pintado especialista en este tipo de figuras, que utilizarán diversas técnicas para darles vida.

Un estudio de este ámbito podrá pintar miniaturas y dioramas siguiendo los deseos y requisitos del jugador, siempre con pintores profesionales que podrán realizar un trabajo sorprendente. De esta forma se podrá tener un ejército agradable estéticamente y que esté acorde al estilo personal.

Personalización al máximo

El ámbito de los juegos de rol destaca por la personalización en muchos de sus aspectos, pues cada jugador suele tener un estilo de juego diferente y un ejército único al que poder sacarle provecho, además de estrategias distintas para ganar. Esto se traduce en el aspecto de las figuras, ya que estas vienen de fábrica sin ningún tipo de color, para que los jugadores puedan darle el aspecto que deseen.

La capacidad de personalización de las figuras permite que se vean diferentes interpretaciones de una misma figura: por ejemplo, algunos jugadores optan por darles colores vivos y llamativos, mientras que otros se decantan por un aspecto ‘dark’ y tenebroso, todo esto aplicado a una misma figura. 

Gracias a esto se ha formado una comunidad dentro del hobby de los juegos de rol: la del arte de pintar miniaturas. Algunos, incluso, ni siquiera juegan, sino que simplemente coleccionan las figuras y las personalizan, ya sea por su propia cuenta o con la ayuda de un estudio, para mostrarlas y así contar con una decoración interesante para sus hogares.

Dentro de este escenario, es donde se puede apreciar que el servicio de pintado de miniaturas se muestra tan lucrativo. Hay bastante demanda para conseguir figuras que no solo luzcan bonitas, sino que tengan sombreados, luces y texturas que las hagan destacar. Por esto han surgido tantos estudios dispuestos a llevar a cabo dicha tarea.

El pintado de dioramas también es bastante practicado y solicitado. Los dioramas son una especie de maqueta que representa un escenario específico, encima del cual se pueden colocar las miniaturas, sirviendo como un tipo de tablero más llamativo y vistoso. 

Justo como ocurre con las miniaturas, los jugadores también se esfuerzan por contar con dioramas que luzcan interesantes y sorprendentes, sobre todo en los juegos de fantasía, donde se suelen fabricar dioramas con escenarios de película. Se suele pedir a los estudios de pintado que decoren estas maquetas con el fin de darles así una apariencia destacada y única.

Lo ideal es que el jugador consiga que el estilo de sus miniaturas encaje con el de sus dioramas, para así tener una experiencia más integral en cuanto a la estética del juego.