Sociedad

Conoce cómo es el proceso de renuncia de una herencia en caso de menores

Conoce cómo es el proceso de renuncia de una herencia en caso de menores

Publicado: 18 de febrero de 2022 18:41 (GTM+2)

Hay ocasiones en las que una persona fallece y sus bienes pasan a herederos menores de edad, quienes por diversas razones, pueden rechazar la correspondiente herencia. Cuando esto sucede, se deben cumplir ciertos aspectos legales, que es bueno que conozcas por si tienes relación con algún caso similar o por si algún día te llegara a ocurrir.

 

Una herencia es la transferencia patrimonial de una persona fallecida a sus herederos, seleccionados por él o determinados por las leyes. En cualquier caso, puede suceder que quienes deban recibir la herencia sean menores de edad y, por lo tanto, el acto de rechazarla o aceptarla quede bajo la responsabilidad de sus padres o tutores.

Un menor de edad no es que sea incapaz de actuar jurídicamente, sino que tiene la capacidad limitada en virtud de su edad, y por eso tales decisiones, como aceptar o renunciar a una herencia, quedan restringidas a sus representantes legales, que habitualmente son sus padres o tutores.

Pueden surgir razones de peso por las que los representantes legales del menor de edad consideren que no es conveniente aceptar una herencia y, en consecuencia, renuncian a ella en nombre de sus representados. Por supuesto, ello implica un procedimiento legal que debe ser impulsado con el apoyo de abogados herencias Málaga que sean expertos en la materia.

Con la ayuda de letrados especialistas, el proceso de renuncia de menores de edad a una herencia es más sencillo, y con el correcto cumplimiento de todas las exigencias legales involucradas. 

Un abogado especializado en Derecho de Sucesiones conoce todas las normativas legales vinculadas, ante qué instancias actuar y cómo proceder adecuadamente. Por eso es muy importante, que este tipo de casos siempre se traten solo con profesionales expertos en el área.

¿Cómo funciona la renuncia de menores a una herencia?

Se supone que aceptar una herencia es menos lesivo para los intereses del menor que rechazarla, por lo que cuando los padres o tutores renuncian a ella en nombre de sus representados, deben hacerlo con una autorización judicial para evitar un posible perjuicio en contra del menor.

Es un procedimiento legal establecido en la norma, como especial precaución en los casos de renuncia de herencia, que se realiza con el propósito de salvaguardar los intereses del menor. Esta acción judicial se debe impulsar con la orientación legal de un abogado especialista.

Para el adulto es sencillo repudiar una sucesión, por cuanto solo debe ir a la notaría, demostrar su condición de heredero y reflejar su voluntad expresa de renunciar a su derecho. Pero el menor no puede hacer eso, necesita la correspondiente autorización judicial, que es recomendable tramitar con el asesoramiento de un buen abogado.

El procedimiento se centra en la solicitud ante el juez de la autorización para rechazar la herencia para la que el menor haya sido llamado. En el correspondiente escrito se debe explicar detalladamente por qué no se quiere que el menor herede, por ejemplo, porque las deudas del fallecido puedan ser muy altas, y no se quiere que estas pasen a ser responsabilidad del hijo o representado que le toca heredar.

Causa por la que un menor renunciaría a una herencia

Puede presentarse el hecho de que el fallecido, entre su patrimonio, también suceda el pago de impuestos pendientes o deudas que al final arrojen un saldo más bien negativo. Ante tal situación, los representantes del menor podrían decidir no aceptar la herencia para evitar perjuicios económicos al mismo.

Y es que, de hecho, esta es la razón principal para que alguien, o un menor en este caso, no acepte una herencia: que el balance del patrimonio sea negativo, debido a las altas deudas que deja la persona que fallece y, en consecuencia, lo mejor es dejar las cosas sin efecto, para evitar complicados procesos administrativos y legales que puedan afectar a la tranquilidad del llamado a heredar.

Entonces, si estás en una situación similar, con un menor de edad bajo tu responsabilidad que es llamado para recibir una sucesión, pero que no vale la pena  aceptar, debes buscar la asesoría de un buen abogado de herencias, que seguro te ayudará en todo lo que necesites.