Sociedad

Solicitar prestación por incapacidad permanente: ¿cuáles son mis beneficios?

Solicitar prestación por incapacidad permanente: ¿cuáles son mis beneficios?

Publicado: 16 de mayo de 2022 10:26 (GTM+2)

Solicitar pensión incapacidad permanente puede ser complicado si no sabemos a quién acudir o cuáles son los pasos que tenemos que dar. Esta indemnización, que se cobra por no poder realizar un tipo de trabajo o ninguno en los casos más severos, requiere de unos trámites que debemos dejar en manos de profesionales.

Con hasta cinco grados diferentes, se concede uno u otro en función de la limitación que tenga la persona y la cuantía, por tanto, depende del mismo. Las revisiones, que tiene que hacerlas un médico especialista, será lo que determine si el usuario la puede recibir o, de lo contrario, ser rechazada por la institución.

¿Cuáles son los beneficios de la incapacidad permanente?

La incapacidad permanente está sujeta a varios beneficios que debemos conocer antes de solicitarla. Con un 55% de la base reguladora de cara a la Seguridad Social (que puede llegar al 75% al cumplir los 55 años y si no se está laboralmente activo) la persona se verá con su primera ventaja inmediata pero, ¿qué haya de las otras?:

Protección económica

Dependiendo del grado de incapacidad que se tenga y de los ingresos que haya en la unidad familiar será posible solicitar diferentes tipos de ayuda pero también habrá reducciones del IRPF, del IVA o en el impuesto de la circulación de vehículos si es que se tuviese uno útil.

Inserción laboral

En ocasiones, nuestra incapacidad nos limita solo para algunos puestos de trabajo o relaciones laborales. En España existen una serie de vacantes en el empleo público o empresas privadas registradas bajo este régimen que están destinadas a este grupo de personas. ¡Si quieres y puedes, siempre podrás volver a funcionar!

Tratamientos farmacéuticos 

De acuerdo con la ley 13/1982 sobre la integración social de estas personas, también se les da acceso a una serie de tratamientos farmacéuticos que van en función de la enfermedad que tenga el usuario o su limitación. Esto, que es algo bastante personal, es algo de lo que se informa de manera unánime.

Adaptación de viviendas

Muchas de las personas incapacitadas se han quedado en silla de ruedas o no pueden andar correctamente. En estos casos se hace una adaptación de la vivienda que va en función de lo que demande el usuario en ese momento. La Seguridad Social, que es la que se encarga de todo, también nos informará sobre el tema.

Transporte público

Personas que tienen distintos grados de incapacidad pueden solicitar el abono del transporte público. Con un importante descuento (para según qué casos puede llegar a ser gratuito) podremos ir a todas las partes a las que llegue el autobús, metro o tranvía que tengamos en la ciudad.

En definitiva, los beneficios para personas con incapacidad permanente son muy amplios y es que, además de recibir una compensación económica, el Estado entiende que tenemos una vida por la que seguir luchando y familia a la que proteger. Así, si lo que queremos es estar al día sobre el tema, solo tenemos que acudir a la Seguridad Social o el Ayuntamiento para que nos oriente.