Sociedad

Tipos de sofá para decorar tu salón

Tipos de sofá para decorar tu salón

Publicado: 27 de junio de 2022 17:00 (GTM+2)

El salón es, junto a la cocina, la estancia en la que más tiempo invierten los inquilinos de un hogar. Los salones son el centro de ocio de la vivienda, el lugar en el que la familia o los cohabitantes de la casa comparten vivencias, ven la televisión o, en general, llevan a cabo sus hobbies. Por esta razón, la decoración del salón es crucial para obtener un hogar acogedor y adaptado a los gustos de los habitantes.

Dentro del salón, el sofá es el mueble más utilizado. Dependiendo de los habitantes de la vivienda, el uso que se le dará o los tonos de la decoración, el sofá será de un tipo u otro. Pese a ello, no podemos perder de vista cuestiones como la limpieza o el estilo personal a la hora de seleccionar el sofá que queremos para el salón.

Distintos estilos de sofá

Como decimos, el sofá es el mueble más importante del salón. Además de ser utilizado constantemente, el espacio que ocupa dentro de la habitación lo convierte en un objeto decorativo esencial. Desde Sofás Valencia, tienda de muebles especializada en sofás, nos informan sobre los tipos de sofás que existen y cómo elegir uno atendiendo a las necesidades de los inquilinos.

  1. Sofá de 2 o 3 plazas

A la hora de escoger el tipo de sofá, es importante estudiar el número de plazas de las que queremos que disponga el mueble. En este sentido, existen sofás de 2 o 3 plazas. Tal y como recuerdan desde Sofás Valencia, es importante fijarse en los detalles, ya que «es una inversión que durará muchos años».

La mayoría de los hogares no cuenta con un único sofá; por el contrario, estos suelen combinar varios, en ocasiones un sofá de 2 plazas y otro de 3. En cualquier caso, debemos considerar el uso que vamos a darle al sofá, cuántas personas ocupan la casa y dónde lo vamos a colocar. Por ejemplo, algunas viviendas disponen de poco espacio en el salón, por lo que, aunque deseemos un sofá de 3 plazas, lo recomendable será uno de 2. No obstante, siempre cabe la posibilidad de apostar por un sofá hecho a medida.

  1. Chaise Longue

Los chaise longue son los sofás más vendidos en la actualidad. Se trata de un diseño que incorpora la ampliación de un asiento con el objetivo de reclinarse y tumbarse en el propio sofá. Así, a diferencia de las rinconeras, la prolongación del sofá no incluye respaldo.

Desde Sofás Valencia nos señalan las principales ventajas: permite adaptarse a las esquinas (y, por ende, aprovechar ese espacio), pueden actuar como camas (ya que los inquilinos se tumban gracias a la prolongación del sofá) y pueden disponer de espacio de almacenamiento. En este último caso, hablamos de sofás que cuentan con arcón en la prolongación del asiento.

Como cualquier diseño, los chaise longue están disponibles en diferentes medidas, con varios asientos y colores y texturas diversas. Asimismo, las patas pueden ser largas o cortas, dependiendo del estilo deseado.

  1. Rinconeras

Los sofás rinconeras o esquineros son diseños que se adaptan a las esquinas del hogar, dando lugar a un sofá con forma de L. Aunque depende del tamaño seleccionado, lo normal es que los sofás rinconeras se adquieran en hogares donde el espacio disponible es amplio. Entre otras, ello se debe a que los sofás rinconeras acaparan gran parte del espacio del salón.

Dentro de los modelos disponibles, los sofás rinconeras cuentan con tamaños variados y texturas diversas. Así, en algunos modelos los sofás rinconeras incluyen la prolongación de los chaise longue, dando lugar a grandes sofás que pueden utilizarse como sofás cama. Al igual que ocurría con los modelos anteriores, las patas pueden ser de diferentes alturas, una elección que depende del gusto personal del comprador.

  1. Sillones o sofá modular

Aunque los sillones no son propiamente un sofá, en los últimos años ha surgido una tendencia conocida como «sofá modular». En este sentido, los defensores de esta tendencia son capaces de obtener un sofá mediante la combinación y unión de varios sillones individuales, los cuales pueden incluir tonos diferentes. En general, un sofá modular supone la unión de sillones del mismo estilo, aunque distinto tono.

El resultado es un sofá que da lugar a múltiples variedades: sofá de 2 plazas, sofá de 3 plazas, sofá monocromático, sofá policromático, sofá recto, sofá esquinero, etc. Al sofá en sí se añadirían complementos como fundas o cojines de colores.

Una de las principales ventajas de los sillones o sofás modulares está relacionada con la capacidad de alterar el diseño o estilo del salón cuando los propietarios deseen. En este sentido, dado que el sofá está compuesto por múltiples sillones, estos pueden trasladarse, intercambiarse o desplazarse cuando el inquilino desee, lo cual permite alterar el estado final de la decoración siempre que se desee.