Sociedad

¿Por qué es importante acudir al dentista con frecuencia?

¿Por qué es importante acudir al dentista con frecuencia?

Publicado: 22 de julio de 2022 03:05 (GTM+2)

Dentists with a patient during a dental intervention to girl. Dentist  Concept

Dentists with a patient during a dental intervention to girl. Dentist Concept

Acudir al dentista es una de las actividades más olvidadas y sumamente necesarias. La mayoría del tiempo las personas hacen caso omiso a asistir hasta empezar a sentir molestias fuertes en un diente, muela, en la encía, etc. Para cuando eso sucede, en ocasiones, ya es muy tarde.

Basta con ubicar al dentista cerca de mi, agendar cita y asistir. Como siempre, es más de compromiso, pero evita muchos problemas a futuro. Para quien aún no termina de entender por qué es tan importante acudir con frecuencia al dentista, se ha creado este artículo.

Evita los problemas a tiempo

El problema de ir al dentista únicamente cuando ya se tiene molestia o dolor, radica en la dificultad del tratamiento. Mientras más grave es el problema más complicado y caro es el tratamiento. Por supuesto, si el dolor existe, lo mejor es ir lo más pronto posible.

Siendo así, al asistir al dentista con frecuencia, él puede detectar cualquier tipo de enfermedad bucal antes de que empieza a causar molestias en el paciente. Cuando el problema es detectado a tiempo, el tratamiento suele ser mucho más sencillo y barato.

Y por problemas no se habla únicamente de la tan conocida caries, sino de otra cantidad de enfermedades y patologías bucales capaces de desembocar en inconvenientes mucho más graves.

En los dientes con sarro mientras más tiempo pasa más se acumula, en los dientes con manchas sucede lo mismo. Incluso una carie puede terminar en la pérdida del diente.

¿Cada cuánto tiempo es recomendable ir al dentista?

Ya se conoce la importancia de asistir al dentista con frecuencia, pero ¿con qué tanta frecuencia debe hacerse? Por fortuna, las enfermedades dentales suelen desarrollarse de manera más lenta en relación con otras patologías del cuerpo. 

En ese sentido, basta con realizar una visita cada 6 meses o anualmente al dentista. Solo en caso de no percibir ningún tipo de molestia o cambio externo en los dientes o encías. Si se percibe algún cambio o molestia, es necesario ir de manera inmediata.

Sobre si es mejor ir cada 6 meses o anualmente, depende de qué tan cuidadoso sea la persona con su propia dentadura, y en este aspecto debe ser sincero consigo mismo. 

Por ejemplo, quien muy a menudo consume dulces y azúcares y no tiene precisamente los mejores hábitos de higiene bucal, bien sea por descuido, desconocimiento o falta de tiempo, lo mejor es acudir al dentista por lo menos cada 6 meses debido a ser más propenso a desarrollar enfermedades.

En ese sentido, quién a toda costa evitar el consumo de dulces y es estricto con su limpieza bucal, le debe bastar con asistir a una revisión una vez al año. 

En la misma línea, es importante aclarar lo siguiente. Sin importar qué tan cuidadosa sea alguien con sus dientes y su boca, nunca se está exento de sufrir una enfermedad bucal. Por tanto, asistir al dentista con frecuencia es un requisito para todos, sin excepción.