Comunicados

Neurociencia afectiva y psicología del comportamiento en el Instituto Psicobiológico para mejorar las conductas alimentarias y el funcionamiento psicosocial, dirigido a psicólogos, nutricionistas y dietistas

Neurociencia afectiva y psicología del comportamiento en el Instituto Psicobiológico para mejorar las conductas alimentarias y el funcionamiento psicosocial, dirigido a psicólogos, nutricionistas y dietistas

Publicado: 4 de agosto de 2022 17:48 (GTM+2)

La neurociencia afectiva es el estudio de los mecanismos cerebrales que subyacen a la emoción y la regulación de la emoción (Davidson, 2008). En este sentido, la restricción alimentaria y la sobrealimentación suponen verdaderos desafíos emocionales, que pueden ser mejorados eficazmente con un conocimiento multidisciplinar que incluya la inteligencia emocional, la psicología del comportamiento, la neurociencia conductual y afectiva, desde una perspectiva académica y científica.

El Instituto Psicobiológico ha implementado una novedosa metodología en sus formaciones de inteligencia emocional multidisciplinar y sistémica, entendiendo la importancia del estado psicológico y biológico de una persona, para mejorar su calidad de vida y la posibilidad de afrontar el porvenir con entereza y con una adecuada gestión emocional.

Las alteraciones de la conducta alimentaria y de la ingesta de alimentos pueden mejorar con una adecuada gestión de las emociones.

La restricción alimentaria puede llegar a ser un trastorno caracterizado por la limitación voluntaria de ingesta de alimentos para fines determinados. Entre tanto, la sobrealimentación responde a la necesidad excesiva de consumir alimentos por encima de los recomendables, generando sobrepeso y obesidad.

En el DSM-5, se ha producido un cambio en la denominación del capítulo referido a los TCA, de “Trastornos de la conducta alimentaria” ha pasado a llamarse “Trastornos de la conducta alimentaria y de la ingesta de alimentos”, donde se definen como “una alteración persistente en la alimentación o en el comportamiento relacionado con la alimentación que lleva a una alteración en el consumo o en la absorción de los alimentos y que causa un deterioro significativo de la salud física o del funcionamiento psicosocial” (APA, 2012, p. 329).

Tras la pandemia, se ha evidenciado un aumento de los Trastornos de Conducta Alimentaria (TCA) en España, incluyendo patologías serias como la bulimia o la anorexia en niños y adolescentes. Según una investigación de Journal of Negative & No Positive Results, existe una correlación directa entre el uso de redes sociales y el aumento de casos de TCA, sobre todo en población juvenil. Los expertos consideran que dicho vínculo tiene origen en las emociones, el deseo de tener un cuerpo bajo los cánones establecidos de delgadez y un perfil mejorable en inteligencia emocional.

La restricción como la sobrealimentación puede ser efectivamente mejorada con el estudio de la neurociencia afectiva, la psicología y la inteligencia emocional, ya que esta estudia elementos con un enfoque multidisciplinar e integral. En este sentido, las personas que siguen dietas por el temor a ganar peso o se sobrealimentan lo hacen estimuladas por ciertas emociones que pueden favorecer o suprimir dichos deseos.

Formación en neurociencia afectiva, psicología del comportamiento e inteligencia emocional con enfoque científico para mejorar ciertos hábitos en conductas alimentarias inadecuadas.

Las falencias psicoafectivas, la ansiedad y el estrés pueden condicionar que una persona se sobrealimente o deje de consumir alimentos. Por tal razón, cada vez más las ciencias de la salud reconocen la importancia de mejorar dichos desórdenes con un enfoque multidisciplinar que se integre con nutricionistas, dietistas y psicólogos. Lo anterior ha propiciado que los servicios de expertos en la materia sean más requeridos, por lo que resulta conveniente formarse en centros especializados como el Instituto Psicobiológico que ofrece un programa de formación como máster propio y especialista que aborda la psicología emocional desde la inteligencia emocional, la psicología del comportamiento, la neurociencia conductual, la neuropsicología, la psiconeuroinmunología, la epigenética, la neuroeducación, el bienestar emocional y la salud.

Las matrículas para el periodo 2022-2023 ya están abiertas, las plazas son limitadas. Los profesionales interesados en esta formación pueden solicitar información y recibir el programa completo de inteligencia emocional, psicología, neurociencia y salud, para ahondar en este novedoso y acertado plan de estudios.

El Instituto Psicobiológico cuenta con un extraordinario panel de docentes, catedráticos y doctores de reconocido prestigio que cuentan con una amplia trayectoria en formaciones de Inteligencia emocional, gestión emocional desde la psicología emocional y neurociencia conductual a nivel nacional e internacional. Los profesionales que cursen esta formación de alta calidad recibirán las herramientas prácticas para mejorar la inserción en el mercado laboral y desempeñarse eficazmente en cualquier compañía que requiera sus servicios. 

La formación está certificada como máster propio 60 ECTS, especialista 50 ECTS a nivel universitario y curso de programa superior. De igual forma, es llevada a cabo en modalidad online, con encuentros en directo en tiempo real, vivenciales y experiencias, o en diferido, con el acceso a la plataforma e-learning.

El proceso de inteligencia interpersonal e intrapersonal y el entrenamiento práctico de la inteligencia emocional con carácter multidisciplinar, transversal y sistémico son factores esenciales para cambiar los inadecuados hábitos alimenticios y estabilizar los procesos fisiológicos en pro de la salud física y mental según mencionan los expertos. Estas son razones de peso para considerar la importancia de una correcta alimentación que se incorpore en el estilo de vida, junto con una adecuada gestión emocional y ejercicio, que sin duda redundará en el bienestar, la salud y la longevidad.