Sociedad

Los Diamantes de Laboratorio

Los Diamantes de Laboratorio

Publicado: 30 de agosto de 2022 18:18 (GTM+2)

Los diamantes de laboratorio o sintéticos son diamantes cultivados o fabricados en un laboratorio con la ayuda de procesos tecnológicos avanzados, idénticos a las condiciones de formación natural de diamantes. Estos se componen de estructuras de átomos de carbono y, por tanto, poseen las mismas propiedades ópticas y químicas que un diamante natural. Normalmente, el precio de los diamantes de laboratorio es más bajo que el de los naturales. Aunque su belleza no puede ser cuestionada, el valor de los diamantes de laboratorio disminuye con el tiempo.

Los diamantes de laboratorio están disponibles en varios colores, a diferencia de los naturales. Así, el precio de los de colores es más bajo que los de tonos naturales.

Diferencia entre Diamantes de Laboratorio y Estimulantes de Diamantes

Los diamantes de laboratorio se crean en bruto que luego se pule como cualquier otro diamante en bruto

Existe gran variedad de diamantes disponibles en el mercado, y hay multitud de piedras similares a disposición del consumidor. La industria es enorme, y, a veces, las líneas entre los anillos de diamantes naturales y los de diamantes de laboratorio pueden ser borrosas. Incluso los expertos en joyas noveles encuentran complicado el diferenciar entre los diamantes de laboratorio y los estimulantes de diamantes. Para facilitarle la búsqueda, describiremos algunas de las diferencias.

Los estimulantes de diamantes son conocidos como diamantes de imitación. Normalmente, estas piedras se ven como diamantes naturales. Algunos estimulantes de diamantes populares son la moissanita y la zirconia cúbica. Encontrar zirconia cúbica natural es complicado, por lo que las que se utilizan en la fabricación de joyas son sintéticas. La moissanita fue descubierta por Henri Moissan, un científico ganador de un premio Novel, quien pensó que había encontrado diamantes en un cráter, pero, en realidad, la piedra que encontró era carburo de silicio. Estos estimulantes tienen propiedades físicas y químicas distintas que las de los diamantes naturales. Tanto los diamantes de laboratorio como los naturales tienen propiedades de conductividad térmica diferentes a las de la zirconia cúbica, las cuales se determinan al utilizar un detector de diamantes portátil. Uno de los puntos diferenciadores clave es la diferencia en las propiedades de refracción: los diamantes tienen un índice de refracción singular, mientras que la moissanita es de doble refracción.

Mejores Monturas de Anillos para Diamantes de Laboratorio en Diamonds-USA 

 Al escoger un diamante de laboratorio, es súper importante seleccionar una buena montura. Estas pueden variar entre solitario hasta anillos de tres piedras o un halo. Antes de optar por uno en particular, puede mirar diferentes estilos. Si sabe el diseño preferido por su pareja, el escoger la montura para los piedras sintéticas es mucho más sencillo. Para un diamante de laboratorio central, las piedras de acento de alrededor también pueden ser sintéticas. 

Comparación entre Diamantes de Laboratorio y Naturales

Si toma dos muestras de carbono cristalizado cúbico, ambos se ven transparentes e irradian un espectro caleidoscópico de colores cuando se exponen a cualquier tipo de luz directa. A pesar de que ambos parecen iguales, son muy distintos. Mientras que uno se formó en la corteza terrestre hace cientos de años, el otro se fabricó en un laboratorio. La única similitud es que ambos poseen las mismas propiedades físicas, químicas y ópticas. Aunque los diamantes están compuestos de carbono puro, los naturales también contienen otras sustancias, como nitrógeno. La presencia de dichas sustancias son las que les dan ese tono amarillento. Los diamantes de laboratorio se introdujeron al mercado hace varios años, y tienen diferencias mínimas con los diamantes naturales. Son difíciles de diferenciar, y solo los expertos en joyas pueden detectarlos. Un diamante sintético debe comprarse con una certificación que declare que se creó en un laboratorio.

Si parece un diamante y brilla como un diamante, es un diamante, ¿verdad?

¿Por Qué Escoger Diamantes de laboratorio?

Los piedras sintéticas son igual de bonitos que los naturales. Si escoge un anillo de compromiso que contenga piedras sintéticas, será complicado diferenciarlos de los naturales, ya que se ve igual de real que un diamante extraído de una mina. Además, puede conseguir un diamante más grande o que se vea más brillante si opta por un diamante sintético, y son un 40% más baratos que los naturales. Sin embargo, solo porque sean relativamente más baratos no significa que sean de peor calidad.

Por otro lado, se fabrican de forma ética. La historia de los diamantes extraídos en minas es un poco inquietante, y, además, dañan el medio ambiente. Como los diamantes de laboratorio se fabrican en un entorno controlado, los asuntos éticos relacionados con la minería de diamantes se vuelven inexistentes.

Los diamantes fabricados en laboratorio son tan reales como los naturales, ya que poseen las mismas propiedades físicas, químicas y ópticas al crearse en un entorno controlado con la misma presión y temperatura.

Un diamante sintético se ve exactamente igual que uno natural. Como son óptica y químicamente iguales, es difícil diferenciarlos. La única diferencia es que los sintéticos contienen una inscripción microscópica, que puede leerse con aparatos especiales.

Los diamantes de laboratorio de Diamonds-USA son modernos y únicos, y ofrecen multitud de opciones de diseño. Además, están disponibles en formas y monturas diversas. Puede escoger diamantes talla cojín, de corte redondo, de talla princesa o de corte ovalado, y las monturas son fáciles de conseguir, por lo que le ofrece una gran variedad de opciones.

Certificación de los Diamantes de laboratorio

Para un diamante de laboratorio, la certificación es esencial. Los certificados los emiten un laboratorio de terceros objetivo que valora las características del diamante y lo evalúa basándose en las 4 “C”: quilates (carats), claridad, corte y color. Los expertos en joyas o de laboratorio examinan los diamantes con una lupa o microscopio para comprobarlo. Aunque algunos joyeros pueden vender diamantes sin certificación a un costo más barato, no se fíen. Les recomendamos no comprarlos.

¿Qué Son los Diamantes de Laboratorio Sostenibles?

Son diamantes que cumplen con los estándares de responsabilidad ética y ambiental. Se trata de una opción responsable y sostenible para todos aquellos que sean conscientes del impacto de sus acciones en el medio ambiente.

Algunas Preguntas Frecuentes

¿Los diamantes de laboratorio son más baratos que los naturales?

Los piedras sintéticas son muy valorados, y relativamente más baratos que los diamantes naturales o extraídos de minas.

¿Los piedras sintéticas son iguales que los naturales?

Los diamantes de laboratorio poseen las mismas cualidades químicas, ópticas y físicas que los naturales. Además, tienen el mismo tipo de brillo y llama. Es muy complicado distinguirlos, y solo puede realizarse con aparatos especializados.

¿Los piedras sintéticas tienen algún defecto?

Cada diamante de laboratorio es único en color, corte y claridad, y algunos pueden tener algunas inclusiones en la superficie. Estos diamantes los califican laboratorios certificados utilizando métodos de certificación estrictos.

¿Los diamantes de laboratorio se opacan?

Son química y físicamente similares a los diamantes naturales, por lo que no poseen baja durabilidad. Las posibilidades de que se opaquen son mínimas.

¿El seguro puede cubrir estos diamantes?

Sí.

¿Los diamantes de laboratorio pueden dar positivo como moissanita?

Dado que tienen una conductividad térmica parecida, algunos detectores de diamantes pueden determinar que son moissanita de manera errónea. Sin embargo, los profesionales más experimentados pueden descifrar las diferencias entre ambos. Las moissanitas son de doble refracción, mientras que los diamantes tienen un índice de refracción singular. 

¿Qué significa “diamante tratado en laboratorio”?

Algunos diamantes se tratan a una mayor temperatura y presión, similar a la de los diamantes naturales. Sin embargo, no es igual para todos los diamantes: aunque algunas certificaciones mencionan este tratamiento, otras no lo hacen.