Comunicados

Santacana presenta los nuevos guantes de lana reciclada

Santacana presenta los nuevos guantes de lana reciclada

Publicado: 6 de octubre de 2022 08:00 (GTM+2)

Hoy en día, la sostenibilidad se ha convertido en un desafío y una responsabilidad para los distintos actores de la sociedad. Es esencial la labor de las empresas que buscan adaptar sus procesos de producción al cuidado del medioambiente.

Tal es el caso del sector textil, donde las firmas han comenzado a utilizar materiales reciclados y tejidos ecológicos para reducir el impacto ambiental. En este sentido, Santacana presentó sus nuevos modelos de guantes de lana reciclada, como parte de su colección de artículos fabricados con lanas ecowool certificadas que incluye también gorros y bufandas.

¿Qué es la lana reciclada?

La lana reciclada, también conocida como ecowool es una fibra procedente de sobrantes de procesamiento de lana virgen o lana que ya ha sido utilizada por los consumidores, la cual se tritura y se vuelve a procesar para ser usada nuevamente en el proceso productivo. Asimismo, la lana ecológica procede de ovejas alimentadas de manera ecológica y se tiñe sin utilizar químicos. A través de estos procedimientos se obtienen nuevas fibras consumiendo menos recursos, ya que se reduce el uso de tierra para el pastoreo, se ahorra agua y se evita la utilización de productos químicos para el teñido.

Así, con la certificación Global Recycled Standard de la marca ecowool, la empresa de fabricación artesanal de guantes española Santacana logra un producto que, aunque no es tan suave como la lana virgen, proporciona la misma sensación cálida y no pica. Por lo tanto, sus guantes de lana y cashmere reciclado y ecológico son suaves, no producen alergias y brindan grandes beneficios para la piel.

Elaboración de los guantes de lana reciclada de Santacana

A partir de la lana merino extrafino obtenida a partir de técnicas que garantizan el bienestar de las ovejas y cashmere reciclado con certificado ecowool, los guantes Santacana son fabricados mediante los tradicionales métodos que se remontan a los orígenes de esta empresa en 1896. Así, la lana llega a la fábrica en forma de conos y es colocada en la tejedora, con la inclusión de fibra de carbono para permitir el uso de dispositivos móviles. Una vez finalizada esta primera parte del proceso, se logra un guante de tamaño grande, áspero y sin las proporciones de un guante de lana.

A continuación, se realiza el etiquetado con la marca, se dobla el puño y se comienza a darle forma final al producto, con el lavado, secado y planchado, cuyas temperaturas y tiempos dependen del tipo de material y color con el que se trabaja.

Por ende, quienes estén preocupados por lograr un planeta más sostenible, pero no quieran pasar frío durante el invierno, pueden acceder a la tienda online de Santacana y adquirir algunos de sus nuevos modelos de guantes de lana reciclada.