31 de enero de 2023
Síguenos: Facebook Twitter
Artículo

Entrevista a Enrique Lezcano, Consejero Delegado de RentingPlus, empresa especializada en renting de automóviles y vehículos comerciales en España

Entrevista a Enrique Lezcano, Consejero Delegado de RentingPlus, empresa especializada en renting de automóviles y vehículos comerciales en España

Victor Barco - 21 de diciembre de 2022

En la actualidad, existen diversas modalidades para la compra de vehículos de uso particular y comercial. El renting es una de las más solicitadas, ya que ofrece distintas ventajas y se adapta a las necesidades de cada cliente.

Enrique Lezcano, Consejero Delegado de RentingPlus, expone a continuación los beneficios y las diferencias entre las distintas formas de renting existentes.

El renting es una forma de adquisición de vehículos que se está imponiendo de manera clara en nuestra sociedad, ¿nos podrías explicar a que se debe este interés?

El renting es un servicio integral de movilidad que, por medio de una cuota mensual, permite acceder al uso y disfrute de un vehículo con todos los gastos incluidos. Se trata de un contrato adaptado a las necesidades del usuario tanto en tiempo, como en kilómetros al año. La cuota incluye todos los servicios necesarios para el buen uso y mantenimiento del automóvil o del vehículo comercial, tales como el mantenimiento, impuestos, neumáticos, seguro a todo riesgo, etc.

El renting supone un ahorro económico si se compara a otras formas de financiación como el leasing o la financiación bancaria tradicional. Es válido para empresas, autónomos y particulares. La diferencia es que en una financiación tradicional, además de las cuotas periódicas, habría que añadir otros gastos como impuestos, gastos de gestoría, comisiones, averías, revisiones o mantenimiento. 

¿Podrías resumir de una forma sencilla las principales ventajas del renting?

Por supuesto, os resumo las más importantes:

Ahorro financiero. Las compañías de renting tienen una capacidad de compra grande que permite conseguir mejores condiciones y mayores descuentos por volumen, y ese ahorro repercute directamente en el cliente con unas cuotas muy atractivas a las que además se descuenta el valor final de recompra del vehículo.

Ventajas fiscales. Cuando se trata de empresas o autónomos, el renting permite deducir hasta el 100 % de la cuota (sin incluir el IVA) en el Impuesto sobre Sociedades y en el IRPF. Respecto al IVA, dependerá de cómo se utilice el vehículo en la actividad profesional, pudiendo llegar a ser deducible en su totalidad.

Control de la flota y del gasto. En empresas como RentingPlus nos encargamos de realizar todas las gestiones que se precisen y los trámites necesarios que hagan falta para que el cliente se despreocupe y dedique su tiempo a su negocio.

Liquidez. El renting generalmente no lleva entrada, por lo que basta con pagar la primera cuota una vez recibido el vehículo, además el renting libera recursos de tesorería para hacer frente a otros gastos, mejorando, por tanto, los ratios de endeudamiento y rentabilidad sobre activos de las empresas y autónomos que lo contratan.

Adaptabilidad. El renting se adapta según las necesidades del cliente, incluso durante el periodo de renting se pueden modificar los parámetros relativos a duración o kilometraje según la experiencia del cliente o su necesidad.

Reduce riesgos. La compañía de renting se encarga también del pago de impuestos y de cubrir las averías o la asistencia en carretera, por tanto, el cliente no asume los riesgos asociados a la propiedad del vehículo. 

Sostenibilidad y ahorro. Puesto que se trata de vehículos nuevos, cuentan con la tecnología más avanzada y así el consumo de combustible es más reducido y menos contaminante. 

Servicio personalizado. RentingPlus ofrece un servicio personalizado mediante asesores que ayudan al cliente durante todo el periodo del renting para cualquier trámite que pudieran necesitar, cita de taller, asistencia en carretera, gestión de cambio de plazos o km, etc.

¿Existen diferentes modalidades de renting? ¿Qué es el renting flexible o la suscripción?

Efectivamente, existen diferentes modalidades de renting:

Renting cerrado. Son vehículos nuevos que estrena el cliente y tienen un plazo en años (entre 2 y 5 generalmente) y unos km al año a gusto del cliente. Durante el periodo del renting estos parámetros se pueden ajustar, y a la finalización del renting el cliente puede optar libremente por devolverlo, adquirirlo en propiedad o cambiarlo por otro.

Renting flexible. Se trata de una modalidad en la que el cliente puede devolver libremente el vehículo a partir del tercer mes sin ninguna penalidad. Generalmente, son vehículos de flota, es decir no son nuevos, aunque tienen poca antigüedad y pocos km, por lo que el cliente no puede pedir el coche a su gusto, teniendo que escoger entre lo que haya en cada momento disponible.

Suscripción. Básicamente, se paga por el uso. Tal y como sucede, por ejemplo, con las plataformas de TV. El conductor paga por la utilización del coche y se puede dar de baja en cualquier momento. En el caso de esta modalidad tampoco se trata de vehículos nuevos y puede cambiar el vehículo por otro según su necesidad puntual, según las condiciones que especifique cada compañía

En definitiva, el renting es una modalidad muy interesante para solucionar los problemas de movilidad y evitar riesgos y gastos. También es una forma de ahorro y control, especialmente en este momento de incertidumbre respecto al futuro del automóvil en cuanto a la electrificación y la finalización de los vehículos con combustibles tradicionales. Ha venido para quedarse, ya que actualmente más del 26 % de los vehículos que se matriculan en España ya lo hacen en esta modalidad.