27 de enero de 2023
Síguenos: Facebook Twitter
Artículo

Alimentos y hábitos para dormir mejor

Alimentos y hábitos para dormir mejor

Redacción - 28 de diciembre de 2022

Los especialistas recomiendan dormir 8 horas pero a veces esto puede parecer simplemente imposible. Sin embargo, hay algunos hábitos y reglas alimentarias que pueden ayudar a conciliar el sueño y obtener un merecido descanso.

Alimentos que ayudan a dormir

Las comidas que uno consume durante el día, y más específicamente en la cena, tienen una influencia a la hora de ir a la cama. 

La melatonina es una hormona producida por nuestro cuerpo para regular los ciclos de día y noche. Hay alimentos, como las nueces, los pistachos, las almendras y los frutos rojos, que ayudan a su producción. Asimismo, es posible consumir suplementos con melatonina como los que están disponibles en Rawpowders.es, una web de productos nutricionales.

Evitar las bebidas estimulantes como el café es un punto importante. Si te apetece una bebida caliente en invierno puedes probar con un té de hierbas o un vaso de leche.

La importancia de los rituales a la hora de dormir

¿Has notado que podrías escuchar tu canción favorita mil veces sin cansarte? Esto se debe a que al cerebro humano le agrada la predictibilidad y la repetición, dos aspectos muy presentes en los rituales nocturnos. Por eso es importante tener una rutina antes de ir a dormir.

Un ejemplo de este hábito puede ser así: bañarse, ponerse ropa cómoda, apagar las luces de la casa y dejar solamente una luz de cama tenue, leer un libro y esperar a que venga el sueño lentamente. Al día siguiente repetir la rutina e ir llevándola de la misma manera siempre que sea posible. Es una forma de indicarle al cerebro que todo está bien y lograr la máxima relajación posible. 

Alejarse de las pantallas es la clave para conciliar el sueño

Una buena parte de lo que nos pasa durante la noche tiene que ver con lo que pasó durante el día. Si has tenido un día difícil o estás nervioso por lo que pasará mañana será más difícil conciliar el sueño.

Además de la meditación y el yoga para evitar el estrés, otra buena estrategia es la planificación. Planificar el día que viene ayuda a tener un orden de cómo se resolverán las cosas y permite que la mente entienda que una parte del trabajo ya está hecho: hay una hoja de ruta para seguir.

Los dispositivos móviles son fantásticos porque gracias a ellos logramos la mayor conectividad con las personas que queremos y nos permiten aprender miles de cosas. Sin embargo, también son grandes conspiradores contra el sueño y la salud mental. Mantenerlos cerca de la cama no es una buena idea si lo que buscas es una buena calidad de sueño.