31 de enero de 2023
Síguenos: Facebook Twitter
Artículo

5 consejos vitales para tener unos dientes sanos

5 consejos vitales para tener unos dientes sanos

Redacción - 4 de enero de 2023

A día de hoy tenemos más recursos que nunca para lucir una sonrisa limpia y bonita, para tener una boca, dientes y encías completamente sanos. Además de la gran cantidad de especialistas disponibles, hay muchos más recursos y soluciones que nunca. Solo hay que ver cómo han evolucionado propuestas como los aparatos o los implantes dentales. Todo se ha vuelto mucho más perfeccionista, rápido, cómodo y eficiente.

También tenemos más facilidades que nunca para mantener unos dientes y encías sanos. Solo necesitamos mantener una serie de hábitos bastante comunes y que apenas afectan a nuestro día a día para conseguir que nuestros dientes pasen mucho más tiempo sin sufrir problemas como las caries o la gingivitis. Si quieres saber cómo hacer todo esto, solo sigue leyendo. Vamos a ver las mejores formas de mantener tus dientes completamente sanos.

Claves para tener unos dientes sanos

Lo primero que hay que tener claro es que es necesario seguir una dieta variada. Esto es importante no solo para cuidar la línea. La variedad de nutrientes permite a la dentadura tener los minerales necesarios para mantenerse mucho más robusta. Además, algunas piezas de fruta ayudan a limpiar los dientes e incluso a atacar el mal aliento, reduciendo la acidez que podría dañar también a la dentadura.

Ese primer paso es vital, y uno de los cambios que más afectan a la salud en general. Después, hay que hablar del total de cepillados. Lejos de lo que se suele pensar, con personas que se cepillan cada vez que comen, la clave está en hacerlo simplemente tras las principales comidas del día: desayuno, almuerzo y cena. Con eso es suficiente, de hecho, excederse podría derivar en problemas de pérdida de esmalte o debilitación de la dentadura.

Dos puntos aclarados, pero quedan más. El cepillado en sí debe ser circular, asegurándose de llegar a todas las piezas tanto en la parte visible como en la menos visible, haciendo especial hincapié en las uniones entre ellas. Después, se recomienda también usar colutorios tras al menos uno de cada 3 lavados ya que, de este modo, se consigue una limpieza en mayor profundidad que ayuda a desechar cualquier resto de comida o elemento que pudiera empezar a dañar ya no solo a los dientes, sino también a las encías.

Por último, pero no por ello menos importante, hay que perder el miedo a las clínicas dentales. Visitar al dentista al menos una vez cada 90 días es más que necesario para tener un buen seguimiento, ver cómo progresa tu boca y, sobre todo, recibir consejo en caso de dudas, o nuevas pautas con las que mejorar tu salud bucodental. Son profesionales y están para ayudar, su cometido no es más que ese.

Una rutina, perseverancia y nunca dar un paso atrás. Con estos tres pilares siempre presentes, conseguirás tener una boca y dientes mucho más sanos y nunca tendrás que esconder tu sonrisa. Además, toda tu salud también lo notará tanto a nivel físico como mental. Son todo ventajas, y de peso.