13 de abril de 2024
Síguenos: Facebook Twitter
Artículo

Abogados Bravo Murillo, especializados en divorcios contenciosos

Abogados Bravo Murillo, especializados en divorcios contenciosos

Victor Barco - 8 de marzo de 2023

No es fácil tomar la decisión de poner fin a un matrimonio. Aun así, la situación se puede dificultar mucho más cuando no existe un mutuo acuerdo entre las partes, ya que una de ellas se niega a aceptar la demanda de divorcio, por lo que la situación debe llevarse hasta instancias judiciales.

En estos casos, lo más recomendable es contar con un equipo de abogados divorcios contenciosos Madrid que se encarguen de llevar a cabo todos los trámites necesarios para que el proceso culmine de la manera más rápida posible y sin mayores costes emocionales. La firma de Abogados económicos es un bufete especializado en la prestación de servicios legales relacionados con divorcios contenciosos que brinda agilidad, transparencia y tranquilidad en este tipo de procedimientos

¿En qué consiste el divorcio contencioso y cómo funciona el convenio regulador?

El divorcio contencioso se define como la disolución del vínculo conyugal que se realiza ante un juez, por no existir acuerdo sobre la solicitud de divorcio o los contenidos del convenio regulador. Este tipo de divorcio está regulado por el artículo 770 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, el cual establece algunas condiciones. Entre ellas, el procedimiento puede ser iniciado por cualquiera de los cónyuges, es decir, que no es necesario el consentimiento de la otra parte para introducir la demanda ante los tribunales.

También establece que el procedimiento no puede solicitarse antes de los tres meses de haberse celebrado el matrimonio a excepción que el demandante demuestre que su integridad física y mental puede correr peligro. Por otro lado, este tipo de trámite tiene mayor coste económico y conlleva mayor tiempo de tramitación a diferencia del divorcio de mutuo acuerdo.

El procedimiento comienza con la presentación de la demanda ante el Juzgado de Primera Instancia, así como la introducción del convenio regulador. El documento establece algunas condiciones con las cuales se pretende pactar el divorcio, entre ellas, repartición de bienes, manutenciones económicas, en caso de tener hijos, períodos de visitas, etc.

El cónyuge demandado es contactado y tiene 20 días hábiles, desde la notificación de la demanda, para responder. El día de la citación, las partes interesadas exponen sus pretensiones y alegaciones ante el juez, quien será el encargado de analizar el caso y dictar la sentencia, estableciendo detalladamente las medidas que van a regir después del divorcio.

Profesionales expertos en divorcios en todo el país

La resolución de un divorcio contencioso puede ser un proceso lento, e incluso puede tardar meses o años, dependiendo de cada caso. Por esta razón, es determinante contar con un equipo de abogados con experiencia en el área que puedan agilizar los trámites, reduciendo los tiempos de espera.

Abogados Bravo Murillo, ha conformado un equipo de abogados especializados en Derecho de Familia que se encargan de gestionar todos los procedimientos necesarios para darle mayor celeridad a los divorcios contenciosos. Además, son expertos en la redacción de convenios reguladores buscando el máximo beneficio para sus clientes.

El bufete ofrece servicios legales en toda España y disponen de una primera consulta gratuita sin compromiso, que puede solicitarse a través de su página web.