19 de mayo de 2024
Síguenos: Facebook Twitter
Artículo

Saca partido a tus inmuebles tanto para vivir como para trabajar

Saca partido a tus inmuebles tanto para vivir como para trabajar

Miguel Ángel Olimpo - 8 de marzo de 2023

Quien tiene una propiedad inmobiliaria a su nombre goza de un bien de alto valor que debe aprender a utilizar a su favor. No importa si utilizas este espacio a modo de residencia o si lo haces para ganarte la vida con el desarrollo de una actividad empresarial por tu cuenta. En todos los casos es importante delegar ciertas funciones en manos de expertos de alto nivel. Ejemplo de ello son los administradores de fincas, capaces de asegurar la estabilidad de comunidades de vecinos completas. Aunque, si pasamos al marco corporativo, los técnicos de ingeniería y arquitectura son profesionales que debemos tener siempre presentes.

 

Recurre a los mejores administradores de fincas

Empecemos por aquellos servicios orientados a quienes utilizan una propiedad inmobiliaria a modo de residencia. Si formas parte de una comunidad de vecinos, estarás familiarizado con lo complicada que puede llegar a ser la convivencia si no hay una figura objetiva tras la cortina. Este perfil profesional corresponde a los administradores de fincas, quienes trabajan de manera transparente, rápida y personalizada para resolver con diligencia todas las cuestiones asociadas al edificio. Delega en estas compañías es fundamental para la tranquilidad cotidiana, ya que permite a los propietarios olvidar cualquier clase de trabajo que tengan por delante.

Entre las funciones más habituales de los administradores de fincas, encontramos su participación en la contratación de los servicios básicos para el mantenimiento del edificio. Bien sean aquellos de índole cotidiana, como los de portería o limpieza, o más esporádicos como los que implican obras. Asimismo, cuentan con grandes especialistas en lo que respecta a la gestión laboral y fiscal de la finca. De esta manera, todos los vecinos estaréis al tanto de vuestras obligaciones tributarias y legales; evitando esas multas que tanto ponen en jaque la economía de la comunidad.

Por otro lado, los administradores de fincas aseguran una resolución impecable en lo que respecta a los conflictos más comunes. Un buen ejemplo de ello es la gestión y control de la morosidad; evitando que los vecinos que no pagan las cuotas de la comunidad se salgan con la suya. También actúan de mediadores entre dos propietarios que estén en plena discusión; haciendo que todo se solucione a través de la palabra. Un trabajo de vital importancia que va a convertir tu hogar en la sede del bienestar que te mereces.

 

Pon en marcha tu empresa sin problema alguno

Si en lugar de haber adquirido un inmueble para el uso residencial y lo has hecho en aras de emprender con un modelo de negocio, has de saber que son muchos los trámites con los que debes cumplir antes de ponerte en marcha. Uno de los que más tiempo suelen robar es la obtención de la Licencia Apertura para para la Actividad de un Local en Sevilla; algo que no solo corresponde a los propietarios, sino que si eres arrendatario también deberás contar con dicho permiso.

Afortunadamente, hoy en día han surgido técnicos especializados en la gestión de la licencia de apertura. Es irrelevante si tu actividad es inocua, calificada o pública: estos expertos están preparados para asumir esta labor de manera ejemplar mediante un sistema burocrático perfectamente diseñado. El primer paso suele ser el de hacer una visita al local para tomar toda la información relativa a la tramitación. A continuación, se encargan de redactar lo que se conoce como proyecto de actividad: un documento que queda perfecto para la aceptación por parte de las administraciones públicas. En último lugar, lo presentan al ayuntamiento correspondiente; quedándose junto a sus clientes hasta que efectivamente tienen permiso para llevar a cabo su actividad profesional en el inmueble en cuestión.

Así pues, estamos ante una gestión integral que te permitirá iniciar cuanto antes tu proyecto corporativo. Porque crear el establecimiento perfecto para tu empresa no es más que la punta del iceberg y, si no quieres sufrir todas las trabas asociadas a la burocracia, es importante saber en manos de quién te puedes poner. Una decisión que te hará sacar rendimiento económico de tu inmueble sin retraso alguno.