20 de mayo de 2024
Síguenos: Facebook Twitter
Artículo

¿Qué modificaciones en el vehículo requieren homologación?

¿Qué modificaciones en el vehículo requieren homologación?

Victor Barco - 8 de mayo de 2024

Para quienes desean realizar modificaciones (reformas) en su vehículo, es clave ponerse en contacto con un laboratorio especializado para su homologación para que puedan disfrutar de la carretera con total tranquilidad, seguridad y legalidad.

Quienes disfrutan personalizando y mejorando su vehículo, seguramente se han preguntado en más de una ocasión qué modificaciones requieren homologación y cuáles no. Es un tema importante que puede marcar la diferencia entre circular con total tranquilidad y encontrarse con problemas legales o de seguridad en el camino.

Es por ello que los profesionales del laboratorio para la homologación ITV de vehículos Neomotiv explican este proceso, mediante el cual se certifica que un vehículo cumple con los estándares de seguridad y las regulaciones establecidas por las autoridades competentes.

¿Qué es la homologación de vehículos y por qué es importante en las modificaciones?

La homologación de vehículos es el proceso mediante el cual se certifica que un vehículo cumple con los estándares de seguridad y las regulaciones establecidas por las autoridades competentes.

Cuando se realizan modificaciones (“reformas”) en el vehículo, ya sea coche, moto, furgón, camión, remolque, tractor, etc. la homologación inicial del fabricante puede perder su validez. La legalización de dichas reformas garantiza que el vehículo sigue cumpliendo con los requisitos legales, de seguridad y de protección al medio ambiente.

Al legalizar dichas reformas, estas quedan anotadas en tarjeta ITV y es posible circular sin preocupaciones legales. También es importante notificar al seguro para evitar sorpresas.

Modificaciones que generalmente requieren homologación

Para quien piense en cambiar la carrocería, los neumáticos, la suspensión o el sistema de escape de tu vehículo, es importante saber exactamente qué modificaciones requieren homologación. En España, debe consultarse el Manual de Reformas de Vehículos que publica el Ministerio de Industria.

Aunque pueda parecer tedioso, este proceso es fundamental para asegurarse de que el vehículo sigue siendo seguro y legal. La opción más fácil, cómoda y segura es sin duda consultar a una empresa especializada.

Modificaciones que no siempre requieren homologación

No obstante, no todas las modificaciones requieren homologación. Por ejemplo, cambiar las llantas, el silencioso de escape o tintar las lunas dentro de los límites legales no suele requerir este proceso.

Sin embargo, es importante informarse correctamente y asegurarse de no superar esos límites establecidos para evitar problemas en el futuro.

¿Cómo se homologan las modificaciones en un vehículo?

El proceso de homologación de modificaciones puede parecer complicado, pero hay laboratorios especializados que pueden ayudar.

Básicamente, es necesario recopilar la documentación necesaria y seguir los pasos indicados por las autoridades competentes. ¡Y no olvidarse de contar con la ayuda de expertos en la materia!

Consecuencias de no homologar modificaciones

Realizar modificaciones sin homologar puede tener graves consecuencias. Además de enfrentarse a multas y sanciones, también puede comprometer la seguridad del vehículo y de quienes viajan en él, además de enfrentar posibles problemas con el seguro ante cualquier imprevisto.

Es importante recordar que la homologación no es solo una formalidad, es una garantía de seguridad y legalidad en la carretera.

Para quienes estén pensando en realizar modificaciones en el vehículo, es muy aconsejable ponerse en contacto con un laboratorio especializado en reformas, homologaciones e informes de conformidad como Neomotiv y dejar que sus expertos se encarguen de todo el proceso de homologación de las reformas, para que sea posible disfrutar de la carretera con total tranquilidad y seguridad.

Hay que recordar que la homologación de reformas es un paso importante que no se debe pasar por alto si se quiere mantener el vehículo seguro y legal en la carretera.