Sociedad

Ropa ecológica: combinación perfecta entre moda y conservación ambiental

Ropa ecológica: combinación perfecta entre moda y conservación ambiental

Publicado: 23 de mayo de 2019 16:15 (GTM+2)

Hoy en día, hay mayor interés hacia la conservación del medioambiente, ante su acelerado deterioro. Es por ello, que varias casas de diseñadores de moda y movimientos pro-ambientalistas se han unido para tratar de contrarrestar un poco ese daño, utilizando materiales y productos orgánicos, y de esta manera, surge la tela ecológica.

La ropa no tiene como única función solamente proteger el cuerpo de agentes externos, también forma parte de la imagen, de forma que expresa como es uno mismo, por lo tanto es necesario incentivar esta moda ecológica.

Cero químicos

Los tejidos ecológicos representan una opción saludable a la hora de dar un aporte en la conservación del planeta. Para producir este tipo de telas se utilizan plantas de crecimiento rápido, sin usar ningún tipo de químico. A pesar de ser procesos lentos y costosos, esto logra que el impacto en el medioambiente sea mínimo.

Aparte, facilita la transpiración sin retener la humedad, debido a que proporcionan una ventilación natural. El tinte que se utiliza para esta tela no contiene sustancias tóxicas, lo que hace que el proceso de tintado sea ecológico.

No sólo son beneficiosas para el medioambiente, también lo son para la salud. Su textura suave, natural y sedosa, no causa ningún tipo de sensación de picor o alguna molestia en la piel, incluso no causa ninguna alergia porque son libres de residuos químicos.

Perfecta para todo

Las telas ecológicas presentes en el hogar también proporcionan beneficios, ya que tienen buena resistencia en el momento de usarlas en cualquier espacio, como por ejemplo, en los forros y cojines de los sofás, en las ropas de camas, o en las cortinas, entre otros.

Para los bebés son ideales estos tejidos, sobre todo cuando se usan en los pañales; se pueden lavar y ayudan a mantener la piel del bebé sana, esto evita la gran cantidad de basura que producen los pañales desechables, que son aproximadamente tres toneladas por bebé, aparte de que se ahorra el dinero excesivo que se gastan en ese tipo de pañales.

También el calzado se incluye en esta campaña de no dañar el planeta, al usar en su fabricación, materiales renovables y veganos, para confeccionar zapatos ecológicos. Desde el material para revestir las zapatillas, la suela, tintes y la cola para pegarlos, son biodegradables y vegetales. Esto significa menos contaminación y un mínimo de fracción de energía comparada con el cuero.

Algunos tipos de telas ecológicas

Hay muchos tipos de telas que colaboran con el medioambiente utilizando materias primas renovables. En Internet se pueden encontrar bonitas telas online ecológicas de todo el mundo: estampadas, unicolores o con diversas texturas, y se pueden escoger según el uso.

  • Bambú: lleva ese nombre porque se obtiene de esa planta natural, la cual crece muy rápido y no necesita de plaguicidas o pesticidas. Este tejido protege de las radiaciones ultravioletas, tienen un brillo natural como el de la seda, conserva ese aspecto y suavidad después de los lavados. Otra de sus cualidades es que es antialérgico, por lo tanto, no produce irritación en la piel.
  • Algodón orgánico: al igual que el bambú, el algodón orgánico crece en campos libres de químicos, pesticidas y herbicidas. Este tipo de tejido es suave y cómodo, es uno de los más utilizados porque se pueden encontrar en diferentes acabados.
  • Lino: esta fibra téxtil tiene múltiples usos por su resistencia. Es reciclable y un buen conductor de calor, lo que hace que transmita una sensación de frescura.

Los más versátiles

  • Cáñamo: es una de las fibras más versátiles y resistentes. Este tejido es más duradero que la de fibra de algodón y mantiene su forma original durante largo tiempo. Aparte, las prendas hechas con esta fibra téxtil, tienen una buena capacidad térmica.
  • Tencel: es una fibra que se produce de la pulpa de madera. Entre sus cualidades está, dejar respirar la piel y mantenerla seca, dependiendo del medio donde se encuentre. Éste es un tejido muy suave, de fácil mantenimiento; y como cualidad interesante, es difícil de arrugar.
  • Yute: este tipo de fibra junto al algodón, son las más utilizadas a nivel mundial. Por su gran resistencia a la tensión, se fabrican productos como hilos y cordeles, o fondos de alfombras, entre otros.