Sociedad

Cómo entrenar de la mejor manera sin ir al gimnasio

Cómo entrenar de la mejor manera sin ir al gimnasio

Publicado: 12 de junio de 2019 15:54 (GTM+2)

Aunque pueda creerse que un entrenamiento firme sólo puede conseguirse asistiendo regularmente al gimnasio, existen otras formas de ejercitarse igual de efectivas.  

Muchas veces se tiende a creer que la única manera válida de ejercitarse es yendo a un gimnasio. Por eso, aquellas personas que no terminan de sentirse cómodas en uno, o que tienen largas jornadas de trabajo que les impide tomarse el tiempo de ir regularmente, acaban desistiendo de hacer actividad física.

Lo cierto es que existen muchas otras maneras de hacer ejercicio, y para la mayoría de ellas no se necesita de ninguna suscripción en un salón.

Las formas más fáciles de entrenamiento

Una de las maneras más fáciles de establecer una rutina de ejercicio es el running, es decir, salir a correr. Si eres novato o tienes poca experiencia, probablemente tendrás que empezar despacio, tal vez con caminatas, hasta que vayas adaptándote al ritmo y tomando intensidad. Una vez que estés más acostumbrado, podrás ir regulando el tiempo y la velocidad según tus objetivos, así como la cantidad de veces que corras a la semana.

Entrenar con tu bicicleta en casa es, también, de las opciones más clásicas. Para esto sólo necesitarás un rodillo que mantenga estática tu bicicleta al suelo, dándote la comodidad de moverte libremente. También puedes optar por la de spinning, si lo que quieres es mantener el entrenamiento dentro de casa. Tanto para una como para la otra, hay numerosos ejercicios que puedes hacer con la bicicleta, y con los que podrás ir armando tu propia rutina de entrenamiento.

Si quisieras una especie de guía en cuanto a la rutina que debes seguir según tus necesidades y objetivos, puedes contratar a un personal trainer. Así, tendrás un entrenamiento personalizado, ya que este profesional planificará una serie de ejercicios en base a tu desempeño y observando tu evolución.

 

La importancia del equipamiento

Aunque para entrenar no es necesario que dispongas de todos los elementos de los que dispondría un gimnasio ni mucho menos, sí hay algunas cosas a las que deberías prestarle atención. La vestimenta adecuada es importante a la hora de ejercitarte, ya que garantizará que puedas moverte y desplazarte de la manera más cómoda posible.

A veces, determinados tipos de actividad requieren de una vestimenta en particular. Si tu plan es salir a correr de manera rutinaria, eventualmente vas a necesitar de unas zapatillas que por su forma puedan adaptarse al ejercicio. Las zapatillas New Balance suelen ser muy usadas para éste tipo de entrenamiento, ya que están fabricadas especialmente para soportar largas distancias sosteniendo el peso del cuerpo. Desde sus inicios, estas zapatillas fueron creadas para equilibrar la pisada, convirtiéndose en una de las marcas líderes de ropa para correr. Puedes elegir de entre la amplia variedad el modelo que más cómodo te resulte para tu propia rutina.

Para otro tipo de entrenamientos, como los que mencionamos anteriormente, puede que se requieran otros accesorios. Si vas a enfocar tu ejercicio en el uso de la bicicleta o el spinning, tal vez necesites guantes. Éstos te protegerán las manos de cualquier tipo de roce, a la vez que serán más higiénicos.

También necesitarás de calzado cómodo y liviano, como las Adidas Falcon, que tienen una malla especial para transpirar y suela de espuma eva. Esto las hace ligeras y frescas, lo cual será importante cuando estés haciendo combinaciones de ejercicios. Además, vienen en distintos colores, como para renovar tu atuendo de entrenamiento. Son unas sneakers muy cómodas que también se pueden usar para después del entrenamiento.

 

Incluye a la tecnología

La tecnología se ha colado en todos los aspectos de nuestras vidas, por lo que el deporte no sería una excepción. El uso de cámaras o drones, por ejemplo, ha probado ser realmente efectivo. Actualmente, es muy común la grabación de eventos deportivos, clases o rutinas, para poder observar los logros de cada deportista, haciéndose útil además para que otros puedan seguir sus pasos, y disfrutar de esa experiencia como si estuviera ocurriendo en el mismo momento. Por eso, cada vez que quieras ejercitarte, aprender o innovar alguna rutina en particular, puedes acudir a videos o grabaciones.

Con el tiempo, también puedes empezar a grabarte a ti mismo mientras realizas estos ejercicio, y así poder verte luego. Esto te ayudará en el futuro, para ver cómo has ido evolucionando y de qué manera puedes continuar adaptando tu rutina. Si trabajas con un personal trainer, estos videos serán útiles para ambos.