Sociedad

Un hogar sin problemas técnicos ni malas energías

Un hogar sin problemas técnicos ni malas energías

Publicado: 25 de octubre de 2019 12:01 (GTM+2)

En el momento que se adquiere una propiedad inmueble se obtiene un beneficio y al mismo tiempo se adquiere una responsabilidad, porque las viviendas requieren mantenimientos y reparaciones. Ejemplos típicos de ello son las averías eléctricas que en ocasiones no pueden ser resueltas por los que allí residen, e inevitablemente se tiene que hacer el llamado a los profesionales del sector.

En el hogar también se debe tender a una armonía plena, para eso la implementación de quemadores de incienso es una excelente opción a los que no solo buscan un buen aroma, sino que además esperan tener un ambiente propicio para la meditación, encontrarse consigo mismos y generar un estado de paz.

Por qué es importante tener profesionales de la electricidad disponibles las 24 horas

Para nadie es un secreto que los fallos eléctricos pueden ser un verdadero dolor de cabeza y muchas veces no se sabe qué hacer en esos casos. Un desperfecto en el sistema eléctrico del hogar u oficina no es un asunto para cualquiera, no solo por lo complejo, sino por los peligros que representan.

También es posible requerir de servicios para el mantenimiento preventivo de una instalación, porque no siempre la intervención es correctiva, en estos casos también es válido buscar los profesionales en el área.

Entre un conjunto de empresas de servicios, se encuentra Electricidad JMF, una compañía de electricistas que ofrece como principal ventaja, atención las 24 horas en el área de Córdoba y la provincia.

Más de 15 años de experiencia comprueban el profesionalismo y entrega al momento de ofrecer soluciones ante cualquier desperfecto eléctrico. El cliente puede contar con que el recurso humano de esta empresa está altamente cualificado y debidamente homologado para desempeñar cada una de las tareas.

La empresa cuenta con una gran clientela que corrobora su excelente desempeño durante todos estos años.

Están al servicio de comunidades, particulares y empresas, para distintas reparaciones o mantenimientos relacionados al sector eléctrico en:

  • Averías eléctricas.
  • Instalaciones eléctricas de baja tensión.
  • Instalación y reparación de porteros.
  • Colocación de videoporteros.
  • Controles de acceso.
  • Cámaras de vigilancia.
  • Instalación de antenas.
  • Memorias técnicas.
  • Iluminaciones artísticas.
  • Ahorro de energía con iluminación LED.

Ambientes armoniosos con las fragancias adecuadas

Los aromas precisos en los momentos justos son generadores de buenas energías. Gracias a los sahumerios es posible generar un humo con el aroma particular para ambientar un lugar. Se presenta en un formato de varillas largas y finas que van introducidas en quemadores de inciensos, para su posterior encendido y aromatización.

Los quemadores de inciensos pueden ser de arcilla, madera o también de metal que, a su vez, pueden tener distintas formas y figuras. Las varillas se consiguen en distintos olores como:

  • Coco.
  • Sándalo.
  • Canela.
  • Ámbar.
  • Mirra.
  • Copal.
  • Olíbano.

Tipos de inciensos

Sahumar es todo un arte y para eso existen dos tipos de varillas:

  • Varillas huecas:  se componen de una estructura rígida de madera que está recubierta por un aroma en específico. La característica principal de este tipo de varillas es que el aroma que desprenden suele ser un poco más intenso.
  • Varillas sólidas: no poseen en su interior una varilla de madera, es decir, viene solamente el aroma que no recubre ningún elemento. Su característica es el bajo olor, no emite fragancias tan intensas como las huecas.

Razones para quemar inciensos

La principal y la más obvia es para disfrutar de un buen aroma en el ambiente. No hay nada más agradable que un espacio con la fragancia correcta para el momento. Algo que inmediatamente produce buen humor y distensión en las personas que allí se encuentren.

También se usa para la meditación, es sabido que ciertos aromas favorecen la concentración, así que no faltarán los inciensos en una sesión de yoga, masajes o en un retiro espiritual.

Proceso para encender inciensos  

Aunque sea algo sencillo requiere de un procedimiento, lo primero es escoger el tipo de varilla que sea mejor para el lugar, ya sea hueca o sólida, acto seguido se procede a encender y después de 10 segundos, apagar.

Posteriormente, colocar en un quemador de inciensos y dejar que se consuma. Por lo general, una varilla suele durar entre 20 y 30 minutos, esto dependerá de la calidad y grosor del incienso en cuestión.