Sociedad

Los mejores calefactores eléctricos: tener ambientes cálidos es posible

Los mejores calefactores eléctricos: tener ambientes cálidos es posible

Publicado: 12 de diciembre de 2019 17:27 (GTM+2)

Contar con un buen calefactor eléctrico es importante para hacer frente a las bajas temperaturas del invierno. Muchos esperan a que lleguen los días fríos para salir en busca de un buen calefactor, algo totalmente contraproducente.

Si la compra se hace con tiempo, existirá una gran ventaja porque se podrán evaluar de manera más detallada las características del equipo y los diferentes modelos que existen en el mercado, sin apuros es más fácil tomar mejores decisiones. Hay algunos aspectos que deben ser considerados cuando de adquirir un buen calefactor eléctrico se trata.

Cómo encontrar el calefactor eléctrico adecuado

Una de las ventajas de elegir un equipo de alimentación eléctrica es que no se dependerá del gas y su instalación es inmediata. Solo con conectarlo al enchufe correspondiente estará listo y disponible.  

Hay algunos aspectos que deben verificarse antes de proceder a la adquisición del calefactor. Las necesidades del cliente, el espacio y las medidas de seguridad, son los detalles que se deben conocer previamente. Nadie quiere llevar a casa un producto que luego no cumpla con sus expectativas, evaluar bien las características del equipo garantizará comprar mejores calefactores eléctricos.

En el mercado existen varios modelos, las diferencias varían en cuanto a potencia y tamaño. En este último punto hay que fijarse muy bien, porque dependerá del espacio que se tenga disponible para instalarlo. Será preciso definir en qué área de la casa se utilizará, bien sea en la habitación, en el salón, en el baño o en la cocina. Esto es importante para saber cuáles deben ser las dimensiones que debe tener el equipo, para que así se adapte a las necesidades de cada comprador.

En cuanto a los modelos, los hay plegables o fijos, los que pueden encajarse en la pared, los que disponen de ruedas para moverlos y los que disponen de un ventilador para distribuir el aire caliente.

La potencia del calefactor eléctrico también va a depender del espacio donde será instalado. Por ejemplo, si la estancia es bastante amplia y con un techo muy elevado, se necesitará un equipo potente para calentar un volumen de aire grande. 

Seguridad ante todo

Uno de los aspectos principales que se debe revisar al comprar un calefactor es que garantice la seguridad para evitar cualquier accidente. La mayoría de los equipos que hay actualmente en el mercado son bastante seguros, sin embargo, lo mejor es que se esté completamente al tanto de que se cumplan las siguientes características:

  • Rejilla de seguridad o protectora: cubre la fuente de calor para evitar accidentes.
  • Autoapagado: evitará consumir más energía de la necesaria.
  • Que cumplan con las medidas de seguridad para los niños y las mascotas.
  • Que sea fácil de usar y que la superficie no se caliente en exceso.
  • El equipo debe permanecer estable, para eso debe tener un buen soporte.

Ventajas de tener un modelo eléctrico

Los calefactores eléctricos tienen más ventajas si se comparan con los equipos que funcionan con gas. Con el eléctrico no hay que estar pendiente de que se agote la fuente de energía, con conectarlo a una red de distribución es suficiente. Una de las cosas que hay que procurar es que el cable de la conexión se encuentre siempre en buen estado, y que tenga la extensión suficiente para conectarse a la fuente de energía y moverlo si es necesario.

Otra de las ventajas es que se tiene la opción de controlar la temperatura, ya que la mayoría cuenta con un sistema para regular los grados. Si se elige un calefactor que sea fácil de mover, se podrá utilizar en distintas partes del hogar, es decir, se podrá trasladar de la habitación al salón o cualquier otra zona de la vivienda. Algunos modelos tienen ruedas para facilitar su traslado.

Los equipos con doble función resultan más prácticos porque se les puede cambiar la modalidad, escogiendo entre frío o calor, esto permite utilizarlos también cuando llega el verano. Los espacios son más agradables si se disfruta de la temperatura adecuada. Esto es posible si se dispone de los mejores calefactores eléctricos para que el invierno sea una época agradable.