Andalucía

Detienen en Granada a catorce empresarios agrícolas por explotar a migrantes irregulares

Detienen en Granada a catorce empresarios agrícolas por explotar a migrantes irregulares

Publicado: 1 de julio de 2020 10:10 (GTM+2)

Los trabajadores no estaban contratados y vivían en condiciones indignas

Jornaleros migrantes.

Jornaleros migrantes.

Catorce empresarios agrícolas han sido detenidos en Granada por delitos contra los derechos de los trabajadores al explotar a migrantes irregulares.

La Guardia Civil ha denunciado además a cuatro personas por alquilar inmuebles sin condiciones dignas y a cinco personas por favorecer la inmigración clandestina.

La operación Llano 2020 se ha centrado en los municipios de Alhama de Granada y Zafarraya con catorce empresarios agrícolas, acusados también de contratar migrantes indocumentados para lucrarse vulnerando los derechos laborales de estas personas.

En este dispositivo, la Benemérita ha denunciado un total de 38 infracciones, cuatro a personas por infringir el derecho a la vivienda al alquilar inmuebles que no contaban con las mínimas condiciones de habitabilidad y seguridad, cinco a personas por favorecer con ánimo de lucro la inmigración clandestina y 29 a personas por estancia irregular en el país.

El Instituto Armado ha desplegado un operativo especial ante el inicio de la campaña hortícola 2020 en la zona incrementando las inspecciones en las explotaciones agrícola de Ventas de Zafarraya, Alhama de Granada y Zafarraya para evitar que los delitos aumenten y garantizar la seguridad ciudadana.

Muchos migrantes irregulares acuden al Llano de Zafarraya donde determinados empresarios y vecinos de la zona se aprovechan de ellos al alojarlos en viviendas indignas y pagando menos por hora por su trabajo sin mediar ningún contrato legal.

Los agentes de la Guardia Civil han encontrado a muchos de estos migrantes trabajando hasta 10 horas seguidas todos los días bajo el sol cobrando 5 o 6 euros por hora sin que los empresarios respetaron el convenio del campo.

Los trabajadores eran alojados en casetas de aperos, sin aseos, sin luz ni agua potable, sin aislamiento y soportando temperaturas muy altas.

Los empresarios denunciados se enfrentan a multas que pueden alcanzar los 9.000 euros.

Te puede interesar:

Sancionan a una limpiadora de un hospital de Úbeda por regañar a unos directivos que iban sin mascarilla. Diez días sin empleo y sueldo por su palabras del 14 de abril, cuando murieron 567 personas en España.