Andalucía

El Parque de los Príncipes de Sevilla es un "estercolero de botellas rotas" a centímetros de "papeleras vacías"

El Parque de los Príncipes de Sevilla es un "estercolero de botellas rotas" a centímetros de "papeleras vacías"

Publicado: 5 de septiembre de 2020 09:46 (GTM+2)

Varios ciudadanos han escrito a Digital Sevilla denunciando que está "impracticable para el disfrute de los niños"

Parque de los Príncipes de Sevilla.

Parque de los Príncipes de Sevilla.

El Parque de los Príncipes es "un estercolero de botellas rotas y plásticos" a centímetros de "papeleras vacías".

Varias personas que suelen caminar por allí han denunciado indignadas a Digital Sevilla la situación enviando fotos y testimonios de lo que han visto con sus propios ojos. Tras entrevistarlos y ver el material gráfico reflejamos aquí sus palabras.

Esa es la situación que se encuentra el Parque de los Príncipes, “uno de los pulmones de la ciudad”, como le gusta decir a los políticos. Las zonas verdes tienen acumulados residuos y trozos de cristal desde hace años, pero es que "donde hay un banco para sentarse hay un basurero", denuncia un ciudadano que suele pasear a su perro por allí.

"La cantidad de mierda que algunos echan a los lugares de paso hace impracticable el disfrute del parque por los niños, por evidentes peligros de salud e higiene. Donde los ciudadanos pasean a sus perros o hacen deporte ahora es una destilería que acaba de reventar. No se sabe si es por una falta de educación, una mala orientación en la misma desde la política o por simplemente desgana maliciosa, pero el caso es que tanto la ciudad como sus parques están sucios a pesar de las miles de papeleras y contenedores de basura" detalla otro denunciante.

"Salir a andar, a correr o simplemente a pasear a tu perro constituye una aventura para esquivar las zonas cero de botellones cuyos participantes ni siquiera se mueven dos metros para tirar los desperdicios a la papelera vacía que se encuentra al lado. Las medallas políticas y las frases hechas se quedan en nada ante la inacción de la administración, la dejadez generalizada y falta de un mínimo de civismo que ya parece no estilarse. No se trata de limitar más derechos a nadie, sino de que hagamos el uso de los espacios comunes de una manera civilizada porque ni los niños pueden disfrutar de estos lugares por la actitud de algunos. Antes de la pandemia, era habitual observar a dos o tres a dos operarios haciendo una obra en una esquina de un barrio sevillano, acompañado de una delegación de una docena de representantes públicos que charlaban entre ellos y hacían fotos del lugar. Estaría bien que esta comitiva o cualquier otra se diera un paseo por ciertos lugares de la ciudad a ver si podrían luego mirarse al espejo" nos escribe una de las personas que ha visto el parque.

El botellón se encuentra prohibido por la Junta en toda Andalucía para evitar posibles rebrotes del coronavirus.

Esperemos que alguien tome cartas en el asunto, ya que la suciedad inunda los parques, las calles, las playas, los ríos, los campos, los bosques y los lagos de este país.