Andalucía

Una comisaría de la Policía Local de Sevilla lleva meses sufriendo actos vandálicos

Una comisaría de la Policía Local de Sevilla lleva meses sufriendo actos vandálicos

Publicado: 3 de mayo de 2021 11:09 (GTM+2)

Una veintena de coches y motos patrulla han recibido pinchazos y otros sabotajes

Coche patrulla de la Policía Local de Sevilla. Fuente: Twitter de Emergencias Sevilla.

Coche patrulla de la Policía Local de Sevilla. Fuente: Twitter de Emergencias Sevilla.

La comisaría de la Policía Local de Sevilla del distrito Macarena ha sido objeto de varios actos vandálicos contra los coches patrulla y los vehículos particulares de los agentes.

Estos hechos, que evidencian graves deficiencias en materia de seguridad, tuvieron lugar en la comisaría ubicada en la zona de León XIII, en la esquina Manuel Villalobos y Jorge de Montemayor.
En total, una veintena de coches y motos han sufrido pinchazos en sus neumáticos y otros sabotajes.

La comisaría está situada en un edificio con acceso directo desde la vía pública que no tiene cerramiento perimetral.

Según un informe elaborado por el Sindicato Profesional de Policías Municipales de España (Sppme), organización mayoritaria en la Policía Local de Sevilla, los patrulleros están aparcados en la puerta sin “vigilancia permanente y expuestos a merced de cualquiera, sin aparcamiento perimetrado ni videovigilancia”.

El documento recoge además que cuatro coches patrulla y seis vehículos particulares de los policías han sido pinchados y que incluso le cortaron el manguito de los frenos a uno de ellos.

Sin embargo, según publica Diario de Sevilla, fuentes del sindicato elevan esta cifra a una veintena de vehículos en los últimos meses.

Al parecer el modus operandi es el mismo siempre, colocan un tornillo bajo el neumático para, una vez iniciada la marcha, el vehículo se pinche y el neumático se vaya vaciando durante su ruta.

“Estos hechos ponen de manifiesto la urgente necesidad de reparación del sistema de videovigilancia del distrito Macarena, que no funciona desde hace más de un año y medio, poniendo en riesgo a los agentes que tomamos el servicio en dichas dependencias”, detalla el informe que añade un documento especial sobre la avería de las cámaras de seguridad.

El número de coches patrulla también es insuficiente y los agentes se ven obligados a realizar patrullas a pie. Solo tienen ocho vehículos, cuatro de ellos dotados con mampara para poder trasladar detenidos. No tienen motos para poder desplazarse por lugares de difícil acceso o lugares estrechos a pesar de las denuncias de botellonas que numerosos vecinos han denunciado durante la

A su vez, el documento sindical afirma que se incumplen “las normas mínimas de habitabilidad y salubridad” en el edificio. “Hay humedades en las paredes y pasillos, con fuerte olor a heces y aguas fecales durante todo el año y especialmente en época de lluvias, atascos y rezume de aguas negras por las arquetas ubicadas en el pasillo de las dependencias”, registra el acta.