Economía

Planeación financiera para iniciar un negocio

Planeación financiera para iniciar un negocio

Publicado: 23 de agosto de 2021 09:48 (GTM+2)

Un error común que muchos emprendedores cometen es no tomar su negocio con la seriedad requerida. Que un negocio esté empezando no significa que no necesite un plan de negocios, financiero o de establecimiento de metas. Al no tener estas áreas claras se hace mucho más complicado adquirir préstamos para negocios, una oportunidad vital para impulsar tu emprendimiento. 

Hoy aprenderás un poco sobre lo que es la planificación financiera y cómo puede beneficiar a tu negocio. 

¿Qué es la planificación financiera?

Un plan financiero es un documento que describe el estado financiero de tu negocio y cuáles son sus proyecciones o metas a distintos plazos. Al tener este plan, sabrás hacia dónde dirigir tus esfuerzos, qué te hace falta, qué debes mejorar y qué necesitas para lograr esos objetivos que te has trazado.

Lo que debes saber antes de abrir una empresa

  • Debes definir muy bien cuál será tu mercado y tu público objetivo; así sabrás hacia donde apuntar. 
  • Un negocio requiere orden y planificación. Establece tus metas a corto, mediano y largo plazo.
  • Siempre existirán alternativas o recursos para financiar tu negocio y para invertir. 
  • Existen muchas opciones de préstamos para negocios que puedes solicitar, pero para ello debes contar con un plan financiero y de negocios que le demuestre a la entidad financiera qué tan sólido es tu emprendimiento.

Importancia del flujo de caja en pequeñas empresas

Muchos empresarios tienen problemas con la gestión y administración de su efectivo. Un flujo de caja negativo es señal de que hay un manejo irresponsable del dinero o un inventario mal organizado. Por ello es que el manejo de caja es una señal de la salud del negocio.

Mantener un buen flujo de caja significa que estarás preparado para los gastos necesarios y que también podrás hacer una proyección semanal sobre el dinero que entra y que sale. 

Cómo administrar y rastrear el flujo de efectivo

Sin un conocimiento profundo de la cantidad de efectivo que tienes, de dónde provienen tus ganancias, a dónde va y en qué horario, te resultará difícil tener un negocio saludable. 

Por ello, es recomendable que mantengas el registro del flujo de caja. Un flujo de caja es una forma de cuánto efectivo generó tu empresa, cuánto efectivo pagaste y cuál fue tu saldo final en el mes. Apégate a ello, así empezarás a administrar mejor el dinero. 

Tipos de contabilidad a la que debes prestar atención

1-. Estado de flujo de efectivo

​​Los estados de flujo de efectivo resumen la cantidad de dinero que entra y sale de una empresa. Estos estados de cuenta se centran exclusivamente en activos líquidos como efectivo y equivalentes de efectivo, inversiones que las personas pueden convertir fácilmente en efectivo.

2-. Estado de ganancias

Los estados de ganancias resumen los ingresos y gastos de una pequeña empresa durante un período específico. Las empresas suelen preparar estados de resultados trimestrales y anuales.

3-. Hoja de balance

Los balances miden lo que una empresa posee y debe. Este tipo de declaración proporciona una muestra de la salud financiera de una pequeña empresa en un momento específico.

Consejos de gestión financiera para propietarios de pequeñas empresas

  • No le temas a los préstamos para negocios. Un préstamo no es sinónimo de una deuda asfixiante. Si eres organizado y tienes un plan de acción, podrás sacar provecho de este financiamiento y también pagarlo sin problemas.
  • Sé riguroso con tus finanzas aunque estés empezando. Respeta el dinero de tu caja y procura mantener un registro de tus ingresos y hacer saldos de tu estado financiero.
  • Invierte en el crecimiento de tu negocio. No tomes todas las ganancias para ti. Para que tu negocio pueda crecer, necesita que constantemente inviertas en él. 
  • Ya que conoces lo básico sobre crear un plan financiero, puedes empezar a hacer el tuyo. No temas a pensar en grande, siempre y cuando también te enfoques en cómo lograr esos objetivos. Procura ser responsable con tus finanzas y verás cómo tu esfuerzo se refleja en el crecimiento de tu negocio.