Economía

Financia tus situaciones inesperadas de forma rápida y sencilla

Financia tus situaciones inesperadas de forma rápida y sencilla

Publicado: 20 de octubre de 2022 23:39 (GTM+2)

A veces se presentan ciertas situaciones inesperadas en las que debemos invertir dinero y no lo disponemos. Hoy en día, existen varias entidades financieras que se dedican a otorgar préstamos personales a quienes lo solicitan, sin embargo, debes disponer de algunos recaudos para solicitar el préstamo que mejor se adapte a tus necesidades. Por lo que hoy día existen opciones mucho más sencillas para solicitar préstamos, solo debes contar con un comparador como fintudy.com, que muestra y compara todas las opciones que puedes encontrar en internet y así elegir la que mejor se adapte a ti.

Conoce acerca de los préstamos y quienes los otorgan

Los préstamos son productos financieros que se le otorgan a los usuarios jurídicos o naturales, para que accedan a una cantidad fija de dinero. No obstante, deben devolver ese monto más la cuota de intereses en un plazo acordado con los prestadores del servicio. 

Por su parte, los préstamos personales funcionan para el financiamiento de grandes proyectos. Las entidades conceden el dinero en una sola cuota y el prestatario debe comenzar a cancelar desde que lo recibe. Razón por la cual, los montos de los pagos serán fijados mensualmente desde el inicio. 

Al necesitar un préstamo hay muchos lugares diferentes donde solicitarlo, pero no todos ofertan en base a las mismas condiciones. Es por ello que comparar los productos antes de tomar una decisión, es la mejor manera de obtener lo que se adapta a tus necesidades. 

Entre las casas financieras más recurridas, se encuentran:

- Bancos.

- Entidades prestamistas privadas.

- Cajas de ahorro.

- Cooperativas de ahorro.

- Establecimientos que financian compras. Algunos ejemplos son grandes tiendas o supermercados.

Préstamos online más comunes y sus usos

Actualmente, con los avances de la tecnología, al requerir una ayuda financiera no es necesario asistir personalmente. Basta con ingresar a su sitio web, enviar los recaudos y rellenar las planillas, para que consignen la información. Sea cual sea la razón por la que se solicite el préstamo, el mercado es muy amplio para satisfacer la necesidad del cliente. Es por esto que existen distintos tipos de préstamos y con características propias, para cada objetivo específico.

- Préstamos personales. Esta financiación permite obtener el dinero de forma rápida, ya que no se atraviesa por el proceso de solicitud convencional. Al solicitarlo no debes dar explicaciones, por lo que puedes darle el uso que elijas al dinero. En general, el plazo de pago no sobrepasa los 12 meses.

- Préstamos hipotecarios. Se utilizan en la compra de viviendas y el monto solicitado debe devolverse con el pago de intereses, en los plazos establecidos. A diferencia de otras financiaciones, esta cuenta con garantías. Lo que significa que el prestamista puede quedarse con la vivienda u otro bien que posea el prestatario. Esto en caso de no pagar las cuotas establecidas.

- Préstamos a plazos. Este servicio permite tener liquidez a través del pago de varias cuotas mensuales. Normalmente se utilizan para casos económicos específicos. El plazo de pago se encuentra directamente vinculado al monto solicitado. Mientras mayor sea la cantidad, mayor será el tiempo para cubrir la deuda.

- Préstamos empresariales. Como su nombre lo indica, son diseñados específicamente para empresas. En el caso de expansión, renovación de equipos y estructura, entre otros, este puede ser el préstamo indicado; al ser netamente otorgado a empresarios, los términos y condiciones varían.

- Préstamos para autónomos. Esta clase de préstamos son difíciles de encontrar, más no imposibles. Esto ocurre porque la mayoría de las entidades financieras consideran a los autónomos, clientes de alto riesgo. A pesar de esto, hay muchas entidades dispuestas a concederles préstamos. Se solicitan para iniciar, expandirse o un gasto imprevisto. Por su parte, son otorgados siempre y cuando se comprueben los ingresos fijos.

- Préstamos al consumo. Sirven para financiar la compra de bienes o servicios. Facilitan la obtención de servicios y/o productos sin la necesidad de cargarse con grandes sumas de dinero. Suelen tener un interés fijo, lo que permite planificar con mayor tranquilidad las cuotas a pagar.

- Préstamos para estudiantes. Son excelentes para aquellos que necesitan cubrir costos escolares. La amortización que ofrecen son más flexibles y los intereses más competitivos. Se solicitan para: matrículas universitarias, becas, estudios de postgrado o masters y estudios en el extranjero. 

Ahora que ya conoces un poco más acerca de los tipos de financiación que puedes encontrar. No dudes en solicitarlos desde la comodidad de tu casa, en especial en caso de situaciones inesperadas. Recuerda tampoco recurrir a montos grandes que no puedas asumir con comodidad.