Sociedad

Tipos de vestidos para bodas

Tipos de vestidos para bodas

Publicado: 21 de noviembre de 2022 09:14 (GTM+2)

El horario en el cual se convoque la boda, será el punto de partida para elegir qué tipos de vestidos usar.

Lo que sí, es importante, es tomar en cuenta, algunas reglas básicas para cualquier horario de tal eventualidad; una de ellas, es no usar vestidos de color blanco (sólo la novia deberá exhibirlo); no llevar vestidos ceñidos al cuerpo o muy cortos; no emplear vestidos de color negro éstas por citar algunas.

Del mismo modo si, usted conoce el color de los vestidos para damas de honor beberá ser cauta en no usar tal tonalidad en su prenda de vestir.

A continuación, le mostraremos algunas ideas geniales para vestir en esa ocasión. Bienvenidos (as).

Cinco tipos de vestidos para vestir en una boda

  • Vestidos cortos

Cuando se trata de una boda, como invitadas debemos mostrarnos acordes a la ocasión en cuanto a tonalidad, formas de la prenda y formalidad.

Una de las razones por la que los vestidos cortos son adecuados, es porque la largura en este tipo de prendas es exclusiva de la novia y sus damas de honor.

Claro, para algunas culturas, algunas figuras parentales como madres, hermana y abuelas, les es permitido socialmente emplear este tipo de prendas largas.

  • Vestidos tres cuartos

En la actualidad existen vestidos muy glamorosos tres cuartos, que se llevan muy bien puestos con sandalias de finas líneas en cuero.

Este tipo de vestidos tres cuartos, permite mostrar parte de las piernas y la feminidad se pone en manifiesto casi en su totalidad al combinar las tonalidades tanto de la falta, como de la parte de arriba.

Algunos diseños floreados o estampados arriba y unicolor abajo son parte de este ejemplo y, en otros casos, vestir un vestido tres cuartos unicolores, con pendientes y zapatillas de otro color es súper fastuoso.

Una de las exhibiciones más vistas, son los cotes de cuello en V y su distinguida holgura combinada con ceñido leve; este tipo de estilos, es uno de los más comunes en las bodas.

  • Vestidos de caída libre

Aunque los tres cuartos pudieran impresionar como armados, no es así, la tendencia actual señala que, los textiles de caída libre con preferencia seda, organza o chiffón (entre otras), son las mejores para utilizar.

A toda costa, debemos evitar faldas acampanadas; por el contrario, el libre movimiento y la caída, aportarán mayor impresión de feminidad al caminar y denotar con simpleza y disimulo la silueta de quien lo lleva.

  • Vestido de mangas acampanadas

Este tipo de magas amplias es ideal en Capellina pero, la seda elástica también podría resultar de gran impresión en su postura.

Cuando la celebración de la boda es de noche, este tipo de mangas aportará gran gramurosidad pero, si la celebración es de durante el día, dará una impresión de fémina distinción bohemia.

La de este tipo, se ha impuesto, a consecuencia de las valoraciones de prendas antiquísimas como la moda vintage o inspiraciones afroamericanas.

  • Las dos piezas

Existen vestidos de dos piezas que podrían ser perfectamente combinables cuando se tiene varias opciones, ejemplo de ello, son los pijameros en satén, seda u organza.

Los corsés con faldas tres cuartos con leve acampanado, son una real demostración de ello.

La variedad de combinaciones que le brinda este tipo de modelos, es amplia, mucho más, cuando se dispone de diversos tipos de corsés.

En otros modelos, se exhibe libertad para mostrar piel, bien sea con transparencia en la parte central (abdomen) o, sin ella; claro está, esta última opción, es ideal para celebraciones durante el día: campestres u otras al aire libre.