Andalucía

La juez Núñez rechaza investigar los "enchufes" de la fundación que pagó 32.000 euros en puticlubs

La juez Núñez rechaza investigar los "enchufes" de la fundación que pagó 32.000 euros en puticlubs

Publicado: 24 de mayo de 2019 11:48 (GTM+2)

La Faffe, fundación que gastó 32.000 euros en puticlubs, y cuyo supuesto fin era formar a los parados en Andalucía, no va a ser investigada por la juez María Núñez Bolaños por los “enchufes” en su plantilla.

La juez Núñez Bolaños sustituyó a Mercedes Alaya tras ser repentinamente ascendida a un cargo que nunca había existido anteriormente.  Alaya denunció que había sido apartada con mentiras de la investigación del fraude de la formación y de los ERE por un supuesto pacto de silencio entre M. Rajoy y Susana Díaz.

Núñez Bolaños ha rechazado investigar la contratación sin convocatoria pública que se realizó en este ente de la gigantesca administración paralela creada por la organización PSOE-A.

La cuñada de Núñez Bolaños trabaja precisamente en el departamento que controla las transferencias irregulares que se realizaron en el fraude multimillonario de los ERE, en la Agencia IDEA, zona cero de la corrupción de Andalucía.

Tras la disolución de la fundación, sus 1.667 empleados fueron recolocados en el SAE, Servicio Andaluz de Empleo, a pesar de no tener tareas asignadas con lo cual la gran mayoría estuvieron meses sin doblarla según denunció el sindicato CSIF.

Según publica ABC, la UCO describió en un atestado hace dos años a la juez Núñez “la vinculación, directa o indirecta, de más de 200 empleados con diferentes fuerzas políticas y sindicales», mayoritariamente con la organización PSOE-A que aún lidera Susana Díaz. Entre los contratados estaban exalcaldes, militantes socialistas y/o familiares de cargos de este partido y sindicatos.
La juez alega que se está investigando en otras causas como el caso Umax, hecho que la abogada del Partido Popular niega en su recurso afirmando que “«no se ha investigado ni enjuiciado los expedientes de contratación del personal de la Faffe» en dicha causa y para demostrarlo le adjunta el auto con el que se cierra la instrucción del caso.

En el caso Umax se acusa Francisco Javier Guerrero, exdirector de Trabajo de la Junta, de crear una «administración paralela» en su departamento al contratar ilegalmente a 44 personas por «amiguismo» a través de la empresa Umax y para el «beneficio exclusivo del bolsillo de terceros».

Gran parte de estos 44 acabaron en la Faffe y, a partir de 2011, en el SAE. Pero ni son todos los que están ni están todos los que fueron hallados.

La Faffe, es además conocida por sus tarjetas ‘black’, las 13 cajas ‘b’, los contratos millonarios a los cuñados a dedo, los sueldazos de 80.000 euros, el pufo de 50 millones de euros sin justificar, el gasto en clubs de lujo, o el uso del 80% del presupuesto para parados, que era de 330 millones de euros, en pagarse sueldos a sí mismos.