El CGPJ contra Mercedes Alaya tras su denuncia de manejo bipartidista de la Justicia

El politizado Gobierno de los jueces analiza si la expedienta por afirmar lo que la mayoría de la población y muchos jueces piensan, que los fiscales no deben instruir causas sobre corrupción

El CGPJ, Consejo General del Poder Judicial, ha abierto una diligencia informativa para ver si le impone un expediente disciplinario tras afirmar algo que piensan muchos jueces y gran parte de la población, que el fiscal no debería realizar la investigación de los procedimientos por corrupción porque sería “como tener al lobo metido dentro del gallinero”.

El Pleno del Consejo Fiscal rechazó estas palabras por menospreciar la “objetividad e imparcialidad del Ministerio Fiscal y sus integrantes” según ha informado el TSJA, Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.
Ya en mayo el CGPJ se escudó en la Sala de Gobierno del TSJA cuando la magistrada fue apartada de las macrocausas de los fraudes multimillonarios masivos de los ERE y cursos de Formación. Según afirmó Alaya, le prometieron que mantendría estas causas si ascendía pero luego se los arrebataron.

“Con independencia de que esa oportunidad estaba ahí, yo recabé el compromiso expreso de todos los órganos jurisdiccionales superiores, sobre todo del Consejo General del Poder Judicial y de la Presidencia de la Audiencia Provincial, de que se me iba a mantener la comisión de servicio en el Juzgado de Instrucción 6 para terminar las macrocausas aunque ganara esa plaza en la Audiencia. Fue una autorización verbal porque hasta que yo no pidiera la plaza esa comisión de servicios no se podía producir.” aseveró la magistrada en una entrevista que detalla estos hechos.

Curiosamente la quinta plaza a la que la ascendieron había sido creada poco tiempo antes.

Según la Alaya, existía un pacto de no agresión entre PP y PSOE urdido presuntamente por Susana Díaz para que no les afectaran a ambos procesos judiciales sobre corrupción.

Paradojicamente pusieron al frente de estas causas a la polémica Juez María Núñez Bolaños, que nunca había llevado causas parecidas, cuyo marido, que ha ascendido meteóricamente, es amigo íntimo del exconsejero de Justicia Emilio Llera y cuya cuñada trabaja controlando las transferencias Agencia IDEA, zona cero de la corrupción en estas macrocausas.

Los comentarios están cerrados.