Nacional

Hungría desmiente a Santiago Abascal: no han repartido mascarillas a toda la población

Hungría desmiente a Santiago Abascal: no han repartido mascarillas a toda la población

Publicado: 28 de abril de 2020 17:35 (GTM+2)

El líder de VOX puso como ejemplo de la gestión del coronavirus al Gobierno del ultraderechista Viktor Orbán

El pasado 22 de abril, desde la tribuna de oradores del Congreso de los Diputados, Santiago Abascal, presidente de VOX, afirmó: “En Hungría, ese país que echó a patadas a los comunistas, no ha hecho falta controlar el precio: el Gobierno ha enviado mascarillas a todos los hogares”.

Dicho mensaje era parte de la loa que normalmente hace al líder de la extrema derecha húngara Viktor Orbán. El pasado 9 de abril ya dijo desde el Parlamento que: “Es una verdad incontestable que un Gobierno tan criticado como el de Hungría ha repartido mascarillas a toda la población”.

Pero resulta que no es verdad. Según ha informado a ‘Newtral’ la Oficina de Comunicación Internacional del Gobierno húngaro, el Ejecutivo de ultraderecha solo repartió mascarillas y otros equipos de protección “al personal sanitario y otros trabajadores en la primera línea de combate al coronavirus”, y a “personas sospechosas de contagio que ingresen en los hospitales”.

A su vez, Newtral recuerda lo que dijo Cecília Müller, ministra de Sanidad, que el 31 de marzo remarcó que el ejecutivo magiar iba a seguir los criterios de la OMS, Organización Mundial de la Salud, que recomendaban a las personas sanas dejar las mascarillas para el personal sanitario.

De hecho, el ministro de Exteriores, Péter Szijjártó, declaró recientemente que “los equipos de protección contra la epidemia del coronavirus están siendo distribuidos en los hospitales y clínicas”.

Cabe recordar que VOX celebró un mitin multitudinario a principios de marzo en el que los peces gordos del partido estuvieron estrechando las manos de sus militantes.

Tras estar tosiendo en Vistalegre durante dicho encuentro, Ortega Smith, secretario general de VOX, saludó uno por uno a los 1.100 asistentes de una cena del partido. El pez gordo de la extrema derecha, que ha superado el Covid-19, viajó el 14 de febrero a Milán y luego estuvo en Vitoria saludando a los militantes.