Economía

Empresas catalanas fabricaron armas por valor de 44,7 millones de euros a Arabia Saudí y otros países "terroristas"

Empresas catalanas fabricaron armas por valor de 44,7 millones de euros a Arabia Saudí y otros países "terroristas"

Publicado: 22 de enero de 2018 14:21 (GTM+2)

Según los datos oficiales publicados por las Cámaras de Comercio y Aduanas de la Agencia Tributaria, Cataluña exportó en los últimos tres años entre el 24 y el 26 por ciento de todo el material calificado como "armas, municiones y sus partes accesorios" que salió de España.

Este tipo de exportación, englobada en el capítulo 93 de los productos de comercio exterior, se refiere a armas largas, pistolas, granadas o minas, entre otros artefactos, y no recoge barcos de guerra, componentes para aviones de combate o tanques blindados.

Algunos manifestantes y representantes políticos que apoyan la independencia de Cataluña han hecho hincapié en las relaciones del Rey con Arabia Saudí, país que es, curiosamente, uno de los clientes principales de las armas que se venden desde Cataluña.

El principal país importador de armamento catalán fue Estados Unidos, con 23,8 millones de euros. Un país al que la CUP u otros colectivos independentistas acusan (con razón) de fomentar el terrorismo desde su "imperialismo". Los fabricantes de armas catalanes también hicieron negocio con los dos congos, la República y la República Democrática, con los Emiratos Árabes Unidos, con Ghana, con Turquía o con Marruecos.

Las empresas armamentísticas catalanas están además directamente vinculadas con uno de los hijos de Jordi Pujol, histórico dirigente catalán que acuñó el término "España nos roba" y pactó un gobierno con José María Aznar, el mismo que nos llevó a la guerra de Irak.

Pese a las contradicciones a los vínculos y contradicciones de políticos catalanes, lo importante no es el lugar de dónde parten las armas hacia la exportación, sino quién concede los permisos y eso es de exclusiva competencia del Gobierno del Estado. España ha exportado a Arabia Saudí en el período de 2007 a 2016, por valor de 1.409 millones y a países de Oriente Medio como Emiratos Árabes Reunidos, Egipto, Omán, Irak, Bahréin, Jordania, Catar, Israel, Kuwait y Turquía (que a pesar de ser un país europeo está plenamente implicado en la guerra de Siria), en esos diez años por un importe de 4.233 millones. Buena parte de esos países están implicados en la guerra de Siria apoyando a grupos rebeldes, y Arabia Saudí además, bombardeando Yemen.