Nacional

Buscan a un joven desaparecido al caer con su coche a un río en Graus (Huesca)

Buscan a un joven desaparecido al caer con su coche a un río en Graus (Huesca)

Publicado: 27 de junio de 2018 09:00 (GTM+2)

El pasado sábado desapareció un joven al caer con su coche al río Ésera en la localidad de Graus, Huesca. Desde entonces un importante operativo de búsqueda ha estado activo en la zona para tratar de localizarlo.

En el dispositivo para su localización están participando efectivos de la Guardia Civil, efectivos acuáticos, terrestres y aéreos que siguen trabajando en el fondo y la superficie del cauce del Ésera. Hoy se ampliará la zona de búsqueda y se incorporarán más embarcaciones.

Algunos vecinos vieron cómo el conductor salió despedido mientras el turismo se precipitaba al agua. El joven debió verse arrastrado por la fuerza de la corriente.

En estos días de búsqueda se ha podido localizar el pantalón y un faro del vehículo en un área delimitada de búsqueda del cauce, frente al centro de salud de la localidad. Esta zona se peinará este miércoles con los buzos, ya que se trabaja con la hipótesis de que el cuerpo esté en el fondo.

No obstante, los trabajos se siguen viendo dificultados tanto por el enorme caudal que soporta estos días el río, que ha aumentado hoy su nivel a los 45 metros cúbicos por segundo frente a los 40 de ayer, como por la frialdad de las aguas que condiciona tanto el trabajo de los buzos como el del resto de los integrantes de un operativo que está trabajando al límite y que cuenta con el apoyo de voluntarios locales conocedores del cauce que, muchos de ellos en piragua, se han sumado estos días al rastreo de orillas y recovecos de los nueve kilómetros del Ésera entre el lugar del accidente y la presa del pantano.

Varios de los puntos del cauce están recibiendo una atención especial. Así, tanto ayer como hoy los buzos siguen rastreando con especial dedicación el lugar del siniestro ya que en sus inmediaciones se encuentra la conocida como Gorga de los Caballos, una poza arremolinada de notable profundidad. También se está actuando en el puente de Capella, donde se han detenido los testigos lanzados al río con similar forma y peso que el accidentado para reproducir posibles itinerarios de su cuerpo y en el punto donde convergen las aguas del Ésera y del Isábena, porque allí aparecieron una zapatilla del joven y los asientos traseros del coche accidentado.