El gobierno preocupado por las ‘bombas’ del comisario Villarejo

El siniestro personaje guardaba 40 'terabytes' de información comprometida que podría hacer tambalear a varias instituciones y afectar a muchos políticos de todo signo

En el gobierno se preparan para meses de ‘bombas’ informativas del comisario Villarejo que irá soltando en momentos clave según destapa el Confidencial Digital.

El policía, ahora en la cárcel, está detrás de la difusión de las grabaciones de Corinna según apuntan fuentes gubernamentales al diario.

Al parecer, según informan dichas fuentes al medio, con la filtración de las declaraciones de la ‘amiga’ del rey emérito, Villarejo pretendía presionar al Consejo General del Poder Judicial para que no renovara al magistrado De Egea, que mantiene en prisión al comisario con motivo de la “operación Tándem”.

Sin embargo, el juez pretende ir “hasta el final” en sus investigaciones pase lo que pase y esto podría desencadenar “toda una guerra” de ‘bombas’ filtradas a los medios.

Desde hace meses, Asuntos Internos está analizando los 40 ‘terabytes’ de informes, documentación y grabaciones que el ex comisario ha ido guardando durante décadas, información ‘delicada’ que fue incautada por la policía y que “tarde o temprano verá la luz” afirman a El Confidencial Digital fuentes del gobierno socialista.

Asuntos Internos entregará al juez De Gea el informe sobre los 40 ‘terabytes’ de material delicado como parte de la investigación por la operación Tándem.

Según las fuentes consultadas por el periódico, Villarejo ha estado toda su vida grabando a gente y por tanto, tanto los gobiernos anteriores como la propia Monarquía podrían estar amenazadas, no solo por las filtraciones, sino por lo que el juez tendrá que hacer público en el marco de su investigación en la Audiencia Nacional.

Asuntos Internos tiene de plazo hasta el 30 de septiembre para analizar los 40 ‘terabytes’ de información que fueron encontradas en poder de Villarejo.

Tras estudiarlo, el magistrado De Egea decidirá si sigue con la investigación o si abre otras investigaciones en los juzgados competentes.

Al parecer, la Fiscalía de la Audiencia Nacional ya conoce que la información relaciona a Villarejo con cientos de políticos de toda índole desde la Transición hasta la actualidad lo cual podría hacer tambalear muchas instituciones e implicar a mucha gente en determinados ‘asuntos’.

Segun desvela El Confidencial Digital, podría demostrarse la existencia de una ‘policía política’ que elaboraba informes falsos que incluso podría beneficiar al gobierno socialista pero prefieren dejarlo todo, al parecer, en manos de la investigación de la Audiencia Nacional.

Los comentarios están cerrados.