Nacional

Crespo ratifica que la caja 'b' del PP la conocían todos los secretarios generales

Crespo ratifica que la caja 'b' del PP la conocían todos los secretarios generales

Publicado: 13 de noviembre de 2018 11:43 (GTM+2)

Pablo Crespo

Pablo Crespo

Pablo Crespo, ex secretario de Organización del PP gallego y número dos de la trama Gürtel, ha asegurado este martes ante la comisión del Congreso que investiga las cuentas del PP que todos los secretarios generales del partido conocían los papeles de Bárcenas, que el 75% del dinero que se usaba para las campañas electorales en Galicia era negro y que él mismo repartió "sobresueldos" ilegales a dirigentes del partido en esa comunidad y también a periodistas.

Crespo, condenado a más de 55 años de cárcel por la Gürtel, ha apuntado que "había donaciones irregulares, no creo que fueran ilegales, de empresarios, y efectivamente había una contabilidad que no estaba en la contabilidad del partido".

Aunque no ha nombrado directamente a M. Rajoy, presidente del PP y del Gobierno, que conociera este supuesto sistema, Crespo ha dicho que generalmente "todos los secretarios del PP conocían la actividad que llevaba el señor (Luis) Bárcenas", antiguo tesorero del partido.

"No he hablado de Rajoy", ha declarado Crespo, y ha apuntado que, pese a que no es probable que "un secretario general entre hasta el detalle de lo que hace un gerente", sí debe conocer "los aspectos globales de cómo se financia un partido" o de "si recibe donativos".

Ante la pregunta de si Mariano Rajoy cobró sobresueldos en Galicia, respondió: "No voy a contestar".

Cuando le han preguntado si Xosé Cuiña, el hombre fuerte entonces del PP gallego, estaba al tanto del pago de sobresueldos, respondió que "no solo Cuiña sino también Fraga, que era el presidente". "Yo era un mero ejecutor de las instrucciones que recibía con dación trimestral de cuentas [...] Decidían básicamente Cuiña y Fraga" que no cobraban ha afirmado.

Pablo Crespo ha sido secretario de Organización y responsable de las campañas electorales del PP gallego entre 1996 y 1999 y desde 2002 gestionó las empresas del cabecilla de la Gürtel, Francisco Correa. Según ha declarado, se lo presentaron como el proveedor "de referencia" del partido a nivel nacional para las campañas electorales.