Nacional

El presunto sicario del Gobierno de Rajoy no puede tirar de la manta por un ictus

El presunto sicario del Gobierno de Rajoy no puede tirar de la manta por un ictus

Publicado: 14 de diciembre de 2018 09:30 (GTM+2)

Mariano Rajoy

Mariano Rajoy

Enrique Olivares, el sicario que fue presuntamente pagado por el Gobierno de Rajoy con fondos reservados para secuestrar a los Bárcenas y conseguir los pendrives de la Gürtel, según desveló OKDIARIO, sufrió hace unos meses un ictus en el centro penitenciario de Cuenca.

Según detallan fuentes del entorno del reo a eldiario.es el falso cura apenas puede expresarse y cuando lo hace incurre en continuas incoherencias.

De esta forma no podría tirar de la manta y ratificar que recibió el encargo de la brigada política del Gobierno de Rajoy según sospechan los investigadores.

Enrique Olivares, que cumple 22 años de cárcel por secuestrar a Rosalía Iglesias, Guillermo Bárcenas y Victoria Feliz de la Cruz, empleada del hogar, recibió un atenuante en el juicio y recibió la mitad inferior de la pena prevista por la ley.

El sicario fingió escuchar voces en su cabeza en el tribunal, hecho que no se creyeron los jueces en un principio pero sin embargo, la Audiencia Provincial de Madrid rebajó su condena en la sentencia al afirmar que Olivares tenía un “trastorno de personalidad con rasgos paranoides, narcisistas y antisociales” y tiene “parcialmente afectada, aunque no eliminada, su capacidad de acomodar su conducta en los términos requeridos por la ley".

Olivares, que cumple 70 años en menos en enero, ha sido ingresado en el módulo de enfermería de la cárcel de Cuenca después de sufrir el ictus. Su estado no ha mejorado apenas y por ello ha sido trasladado a una prisión con más medios de atención a enfermos crónicos, según las fuentes consultadas por el diario.

Desde la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias se han negado a dar detalles del traslado y del estado de salud del presunto sicario del Gobierno de Rajoy al periódico por la Ley de Protección de Datos.