Nacional

El 'susánida' Juan Cornejo, que lleva 31 años viviendo de la política, carga contra Ferraz

El 'susánida' Juan Cornejo, que lleva 31 años viviendo de la política, carga contra Ferraz

Publicado: 18 de diciembre de 2018 11:20 (GTM+2)

Juan Cornejo y Susana Díaz tras la debacle electoral del 2D

Juan Cornejo y Susana Díaz tras la debacle electoral del 2D

Los susánidas vuelven a la carga tras su debacle en las elecciones en Andalucía. La lideresa de los barones díscolos, Susana Díaz, ha tenido unos malos resultados electorales al adelantar las elecciones según su propio criterio y no movilizar al votante de izquierdas. Ahora la derecha va a gobernar en Andalucía.

La derecha mediática, que apoyó el ‘golpe’ susánida a Pedro Sánchez y que encumbró a Mariano Rajoy a la Moncloa, ha eliminado toda referencia a Susana Díaz, su conjura, su alianza con la derecha o a su gestión, como las causas que la han llevado a perder gran parte de su electorado.

En los análisis que se hacen en las radios y televisiones, muchas de ellas pertenecientes a grupos mediáticos que recibieron ingentes cantidades de dinero público de la Junta de Susana Díaz, señalan a Pedro Sánchez como el único culpable de dicha debacle.

El senador por el PSOE-A Juan Cornejo, que lleva 31 años viviendo de la política y es el número 2 de Susana Díaz, ha calificado como “muy triste” la declaración de Óscar Puente y ha lamentado que “nadie lo haya desautorizado” en Ferraz.

Óscar Puente, alcalde de Valladolid y portavoz federal del partido afirmó en una entrevista al diario Norte de Castilla que Susana Díaz era también responsable del resultado, al gobernar con la derecha y conjurar contra su secretario general como vía para hacerse con el partido:

“Hay dos cosas. Por un lado, una movilización de un electorado de derechas, en parte por la cuestión catalana. Y, por otro, una desmovilización de un electorado de izquierdas muy grande y esa, lo siento mucho, pero se la imputo a Susana Díaz. Ella pudo gobernar con la izquierda y lo hizo con Ciudadanos. Pudo quedarse en su tierra y se embarcó en la aventura de la secretaría general del partido después de una maniobra de infausto recuerdo, que lo que pretendía era darle el Gobierno a Rajoy en primera instancia y después hacerse con la secretaría. Y encima le salió mal. A ver quién retorna con eso a su tierra. Las elecciones las convocó ella. Quería demostrar que era un activo. Y ahí está el resultado. Ese electorado se ha quedado en casa porque no le convencía la candidata, porque no le gustaba lo que había hecho, porque el PSOE llevaba 38 años gobernando y no había estado a la altura de los retos que tenía esa sociedad.”

Pocos medios se han hecho eco de estas palabras que van en contra del mantra que repiten al unísono los tertulianos en todas los debates políticos achacando curiosamente a la crisis catalana la desmovilización de la izquierda andaluza.